Presentación de Denis Villeneuve

Área de Cine y Audiovisual / Aula de Cine/Cineclub

Introducción

Hoy, 6 de noviembre 2019, a las 17:00 horas, en el Palacio de La Madraza (Gabinete de Teatro), tendrá lugar el Seminario “Cautivos del cine” (33): El cine de Denis Villeneuve, en el que Juan de Dios Salas, director del Cineclub Universitario, analizará la filmografía del cineasta canadiense Denis Villenueve. Por si aún te estás pensando si asistir o no, esta publicación pretende ser una presentación del mismo para animarte la asistir.

¿Cineasta sin estilo definido?

Hasta hace más o menos un par de años, DENIS VILLENEUVE era un cineasta que podía encuadrarse en las filas de los directores que varían radicalmente de estilo según la temática tratada y hacen precisamente de esa divergencia, o disidencia estilística, un signo tan autoral como el de los directores que repiten en el grueso de su filmografía unos determinados estilemas, recursos visuales y motivos argumentales. Villeneuve se situó también en esta extraña tesitura a veces muy mal recibida por parte de la crítica: Cineastas sin estilo definido, comerciantes impersonales de todo tipo de temáticas, artesanos en el mal sentido con el que a veces se emplea la palabra. Hasta que la ciencia ficción maduró y cristalizó en su obra hasta convertirse en un practicante habitual del género partiendo, igualmente, de argumentos y estilos que no siempre están relacionados entre sí.

Su filmografía

Los primeros pasos de su filmografía parecen situarse en una incierta búsqueda de temas y valores propios a partir de la divergencia, la disimilitud, pero sin encrucijada alguna. El primer largometraje del canadiense, UN 32 DE AGOSTO EN LA TIERRA (Un 32 août sur terre, 1998), es una comedia romántica, mientras que el segundo, MAELSTRÖM (2000), explora territorios psicológicos: Es la historia de una mujer que atropella con su coche a un individuo, huye del lugar de los hechos y se adentra en una fase de depresión y remordimiento. POLITÉCNICO (Polytechnique, 2009) reconstruye con una estructura más o menos de historias cruzadas la matanza acontecida en la Escuela Politécnica de Montreal, en 1989, mientras que INCENDIOS (2010) es un relato itinerante a partir de la relación entre dos hermanos y la reconstrucción de su pasado familiar. ENEMIGO (Enemy, 2013) es el primero de sus largometrajes que explora la sutura entre géneros, del drama psicológico al thriller claustrofóbico y el fantástico, tomando como base una novela de José Saramago, “El hombre duplicado”, en torno a la idea obsesiva del doble, y reproduciendo algunas formas visuales del paisaje urbano de POLITÉCNICO. No es ciencia ficción, pero el film tiene, tanto en su tema como en su tratamiento visual, elementos que la sitúan en parajes irreales. La conexión con otra película de trasfondo arácnido-mental, Spider de David Cronenberg, la coloca en un territorio más mental que físico, en el universo acotado pero a la vez flexible de la pesadilla interior.

Es tan cierto que las dos siguientes películas de Villeneuve, PRISIONEROS (Prisoners, 2013) y SICARIO (Sicario, 2015), dejan lo fantástico de lado para practicar un realismo sucio, como que antes de ENEMIGO ya había hecho probaturas a partir de imágenes puras entroncadas con el concepto de fantastique experimental. Me refiero a sus dos cortometrajes Etude empirique sur l’influence du son sur la persistence rétinienne (2011) y Rated R for Nudity (2011). El primero, de treinta y cinco segundos de duración, consiste en un tema de “Torture Garden”, el grupo de jazz y minimalismo hardcore de John Zorn, sobre el que ondulan a un ritmo frenético no apto para epilépticos dos colores, el rojo y el verde, que se van superponiendo en función de los acordes histéricos. El segundo también indica que no es apto para epilépticos: Palabras rápidas en francés y recitadas en inglés sobre fondo negro, letras que apenas pueden leerse, imágenes vertiginosas como flashes eléctricos, el cine como tortura, un sistema hipnótico que apela a imágenes vislumbradas en el subconsciente.

El director estrena en 2016 LA LLEGADA (Arrival), su primer acercamiento diáfano a la ciencia ficción, rama humanista, que le sirve para hablar de la comunicación. Enormes platillos volantes llegan a distintos puntos de la Tierra. Los seres que los habitan se enfrentan, como los humanos, al problema del lenguaje. No hablan ni escriben, sino que se expresan con diagramas dibujados en el aire con un léxico y un significado que debe ser desentrañado, comprendido, aprehendido. Lenguaje y conocimiento. Capas de la memoria, ya que la estructura del film bascula entre lo que puede ser tanto un flashback como un flashforward. Pero la estructura no es un juego: Hay un dilema tan importante como la comunicación en la idea de que las imágenes que nos parecen recuerdos del pasado de la protagonista, Amy Adams, una experta lingüista, sean anticipaciones de un futuro no muy lejano para ella. Cuando terminaba LA LLEGADA ya estaba enfrascado en la preproducción de BLADE RUNNER 2049 (2017), un auténtico desafío más allá de los propios géneros que baraja la historia (ciencia ficción, fantástico y noir), ya que es tarea compleja revalidar los logros y la influencia del Blade Runner de Ridley Scott. El componente fantástico de BLADE RUNNER 2049 ya es muy distinto al de LA LLEGADA y, por supuesto, ENEMIGO. En los márgenes de la ciencia ficción, escasa relación guardan entre sí un relato sobre el acercamiento y comunicación con seres de otras galaxias y la reproducción de un Los Ángeles diatópico donde los detectives privados persiguen replicantes.

 Cierre

Espero que esta presentación haya despertado tu interés y te haya animado a asistir al Seminario “Cautivos del cine” (33): El cine de Denis Villeneuve, en el que Juan de Dios Salas, director del Cineclub Universitario, profundizará en lo escrito. Esta actividad cultural es complementaria al ciclo Cineastas del siglo XXI (V): Denis Villeneuve, organizada por el Área de Cine y Audiovisual (Cineclub universitario / Aula de cine) de La Madraza, el cual se desarrollará durante el mes de noviembre, más una sesión especial la primera semana de diciembre, todos los martes y viernes, a las 21:00 horas, en la Sala Máxima del Espacio V Centenario. Las películas se proyectarán en versión original, con subtítulos en español, y la entrada a las mismas es libre hasta completar aforo.