Nacid@s tal día como hoy…26 de mayo: John Wayne, Peter Cushing, Robert Morley, John Dall, Burnett Guffey y Geoffrey Unsworth

Área de Cine y Audiovisual / Aula de Cine/Cineclub

Información complementaria a los ciclos del Área de Cine y Audiovisual (Cineclub universitario / Aula de cine) de La Madraza. Centro de Cultura Contemporánea. Universidad de Granada.
Nacid@s tal día como hoy es una sección en la que, a partir de los natalicios diarios de personalidades del mundo del cine (o del mundo de la cultura que hayan tenido presencia de algún modo en la gran pantalla), hablaremos sobre sus trayectorias profesionales, prestando especial atención a aquellas de sus obras que hayan pasado por la pantalla del CineClub.
Puedes encontrar todas las publicaciones de Nacid@s tal día como hoy…  en este <<enlace>>.

Presentación

Una entrada muy jugosa la de hoy martes: dos leyendas del cine, además de magníficos actores, el mítico JOHN WAYNE y el genial PETER CUSHING; un extraordinario actor de reparto británico, ROBERT MORLEY; un notable actor norteamericano, ocasional protagonista, al que recordamos en una fecha tan señalada como es el centenario de su nacimiento, JOHN DALL; y dos inolvidables maestros de la luz, BURNETT GUFFEY y GEOFFREY UNSWORTH.

John Wayne (1907-1979)

Nacido un día como hoy hace 113 años, Marion Robert Morrison inmortalmente conocido como JOHN WAYNE, es una de las estrellas más indiscutibles y representativas del cine de Hollywood en su época clásica. El proceso de identificación entre Wayne y sus personajes siempre fue total hasta tal punto que todos, al final, eran «como John Wayne». Un recorrido por su carrera supone, además, un recorrido por la historia del western, siendo el actor que más claramente personifica algunas de las constantes del género (las más conservadoras, las más épicas, las más tradicionales e inamovibles), de la misma forma que, por ejemplo, Fred Astaire lo sería para el musical o Bogart para el «noir». Su filmografía está indeleblemente pegada a este imprescindible género y a dos directores que lo hicieron grande: John Ford y Howard Hawks. Y junto a uno y a otro, Wayne ha pasado en varias ocasiones por el CineClub.

Con Ford, su gran valedor, el cineasta que confió en él para edificar una parte importante de su relato legendario sobre el nacimiento de la nación americana, trabajó en más de una decena de títulos donde se incluyen clásicos y obras maestras como «La diligencia», «El hombre que mató a Liberty Valance», «Fort Apache», «La legión invencible», «El hombre tranquilo» o «Centauros del desierto». Con Howard Hawks, el cineasta que mostró que, además de una presencia en pantalla, Wayne podía y sabía actuar, lo hizo en cinco ocasiones, no menos clásicas ni magistrales: «Río Rojo», «Río Bravo», «El Dorado», «Hatari» y «Río Lobo». Otros grandes maestros del cine clásico que contaron con él fueron Raoul Walsh -«La gran jornada«-, Allan Dwan -«Arenas sangrientas«- y Henry Hathaway -«Los cuatro hijos de Katie Elder» o «Valor de ley».

Como de su trayectoria profesional más famosa tenéis hoy cumplida cuenta en el primer documental incluido en la 13ª sesión de CINECLUB/AULA DE CINE LES PRESENTA…, vamos a centrar esta entrada, brevemente, en algunos de sus trabajos menos conocidos (algunos también con Ford y Hawks). Es el caso de la magnífica «Hombres intrépidos«, de la brillante «Piratas del mar Caribe«, de la ya citada, a propósito de Robert Montgomery, «No eran imprescindibles«, de la maravillosa «Tres padrinos«, de la magistral ¡Hatari!, de la notable «Primera victoria«, de la curiosa y nostálgica «Los cowboys«, de la curiosa e irregular «McQ«, o de la también citada, en este caso a propósito de James Stewart, la muy notable «El pistolero«.

Wayne gano un Óscar por su viejo y cascarrabias marshall en la estupenda «Valor de ley» y estuvo nominado por «Arenas sangrientas». Además dirigió la sólida «El Álamo» -que estuvo nominada al Óscar a la mejor película»- y la bastante trasnochada y fallida «Boinas verdes».

Fragmentos de EL HOMBRE TRANQUILO.

Fragmento de VALOR DE LEY.

Óscar por VALOR DE LEY.

Peter Cushing (1913-1994)

Lo que Wayne es para el western lo es PETER CUSHING para el cine fantástico, aunque en menor medida ya que aquí la representatividad del género está más repartida, como veremos en los próximos días. En todo caso, de lo que no cabe duda es de que este extraordinario intérprete británico, nacido un día como hoy hace 107 años, es una de las  más inolvidables figuras -la otra es, indudablemente, Christopher Lee, del que hablaremos mañana- del mejor cine fantástico, rama terror, hecho en Europa desde finales de los 50 y durante toda la década los 60: el rodado en Inglaterra por la productora Hammer. Como, al igual que en el caso de Wayne, tenéis un documental en la sesión de hoy donde se recoge su trabajo para esta productora, que supone además el grueso de su filmografía, nos vamos a centrar en otros trabajos (aunque algunos también en Hammer) menos conocidos y reputados que, por ejemplo, sus antológicos y ejemplares «profesor Van Helsing» en la magistral «Drácula» y en la espléndida «Las novias de Drácula», «Sherlock Holmes» en la magistral «El perro de los Baskerville», o «el barón Frankenstein» en la saga iniciada por la magistral «La maldición de Frankenstein», todas por cierto dirigidas por el gran Terence Fisher. Con estos personajes y algunas de estas obras, ha pasado Cushing por la pantalla del CineClub.

Así por ejemplo, y más como una curiosidad, lo podemos encontrar, como actor de reparto, en el «Hamlet» de Olivier, en la excelsa «Moulin Rouge«, en el estupendo melodrama «Vivir un gran amor«, o en «Alejandro Magno«.

Para la Hammer y como protagonista en otros films además de los citados, lo encontramos en la notable «El abominable hombre de las nieves«, las excelentes «La momia» y «La gorgona«, y las muy agradables y muy «pulp» «La diosa de fuego» y «La leyenda de los siete vampiros de oro«.

Fuera de la Hammer, pero en el mismo registro fantástico, es importante recordar su paso por la excelente «La carne y el demonio» de John Gilling, a quien recordaremos el próximo viernes;  por las brillantes «El jardín de la tortura» y «Condenados de ultratumba«, ejemplos de los films de skecthes producidos por la rival de la Hammer, la Amicus; o por «Pánico en el Transiberiano» de Eugenio Martin.

Y, por supuesto, un recorrido por la carrera de tan inolvidable actor no podría estar completo sin hacer referencia a su personaje del «Doctor Who» en la «naif» «Dr. Who y los Daleks«, su «Sherlok Holmes» para la extraordinaria serie homónima de la BBC y su perverso «Grand Moff Tarkin» en «La guerra de las galaxias».

Entrevista con PETER CUSHING. v.o.s.inglés.

Robert Morley (1908-1992)

Magnífico actor de reparto, nacido en Inglaterra hace hoy 112 años, ROBERT MORLEY es de esos intérpretes cuya presencia y maneras interpretativas difícilmente se olvidan. Con una extensa carrera que arranca en los años 30 en el cine británico, nominado al Óscar por su papel del «rey Luis XVI» con su segunda película, «María Antonieta«, Morley supo dar formas y maneras precisas a personajes elegantes, distinguidos, a veces solo pura apariencia, algo relamidos en ocasiones, casi siempre con un afilado sentido del humor y no carentes de cierto cinismo: nobles, reyes, banqueros, pero también delincuentes de «medio pelo» que no lo aparentan o no lo quieren aparentar, forman su catálogo de magníficas criaturas.

Empezando por uno de sus personajes más recordados, el hermano de Katharine Hepburn en la magistral «La reina de África» (vista en CineClub), a Morley lo podemos encontrar, también con Huston, en «La burla del diablo«; como el manipulador, cínico y no por ello menos simpático «rey Luis XI» en la excelente «La aventuras de Quentin Durward«que citábamos a propósito de la actriz Kay Kendall; como «gobernador del Banco de Inglaterra» en «La vuelta al mundo en 80 días«; como uno de los ladrones de diamantes en la maravillosa «Topkapi«; o como el hermano de Sherlock Holmes, «Mycroft», en la muy interesante «Estudio de terror«.

Y además como protagonista de «Oscar Wilde» o de nuevo como magnífico secundario en «Los seres queridos«, «Hotel Paradiso«, «La horca puede esperar«, «Cromwell«, «Matar o no matar» o «El factor humano«.

Fragmento de MARIA ANTONIETA.

Fragmento de LA REINA DE ÁFRICA.

Fragmento de TOPKAPI.

Fragmento de ESTUDIO EN TERROR.

Fragmento de CROMWELL.

Fragmento de HOTEL PARADISO.

John Dall (1920-1971)

Con una brevísima carrera -17 trabajos entre cine y televisión-, hoy recordamos en el centenario de su nacimiento a JOHN DALL, notable actor neoyorkino, inolvidable intérprete de tres joyas del cine, como protagonista en dos de ellas y como secundario en la otra, como son el magistral «noir» de serie B por obra y gracia del gran Joseph H. Lewis «El demonio de las armas«, la antológica «La soga» del maestro Hitchcock, y una de las obras maestras del maestro Kubrick, «Espartaco«. Con las tres lo hemos visto en CineClub.

Dall, que debutó en 1945 con una nominación al Óscar por «El trigo está verde» junto a Bette Davis, trabajó mucho en la naciente televisión (Studio One, Suspense, Perry Mason).

Fragmento de EL TRIGO ESTÁ VERDE.

Fragmentos de EL DEMONIO DE LAS ARMAS.

Fragmentos de LA SOGA.

Fragmento de ESPARTACO.

Cierre: Burnett Guffey (1905-1983) y Geoffrey Unsworth (1914-1978)

En el día en el que también recordamos que es el 125 aniversario del nacimiento de la legendaria fotógrafa Dorothea Lange (1895-1965) -la influencia de sus trabajos sobre la Gran Depresión es mas que notable en la fotografía del maestro Gregg Toland, a quien recordaremos este viernes, para la obra maestra fordiana «Las uvas de la ira«, o en cualquier film serio sobre ese periodo de la Historia norteamericana-, vamos a acabar rememorando a dos grandes directores de fotografía, uno americano y otro británico, que entre ambos acumulan cuatro Óscars y cinco nominaciones.

Ganador de dos Óscars -las magníficas «De aquí a la eternidad«y «Bonnie & Clyde«- y con tres candidaturas más -la estupenda «Más dura será la caída«, la magistral «El hombre de Alcatraz«y la notable «King Rat«-, el estadounidense BURNETT GUFFEY, nacido un día como hoy hace 115 años y cuya carrera arranca finalizando la 2ª Guerra Mundial, es también el responsable de la fotografía de una panoplia de films «noir» tan destacables como «Mi nombre es Julia Ross«, «So dark the night«, «Johnny O’Clock«, «Opio«, «Llamad a cualquier puerta«, «Relato criminal«, «Almas desnudas«, «En un lugar solitario«, «The sniper«, «Deseos humanos«, «Private Hell 36«, «Nightfall«, «En un aprieto«, o «Los hermanos Rico«, varios de ellos dirigidos por artesanos tan sobresalientes como Joseph H. Lewis y Phil Karlson, o por maestros como Fritz Lang, Max Ophuls, Robert Rossen y Nicholas Ray.

Pero además sus trabajos se extienden a magníficos dramas como «El político» o westerns como «Llegaron a Cordura«, ambos de nuevo con Rossen, o al estupendo film del Oeste de serie B dirigido por Boetticher «Cita en Sundown«.

Óscar por DE AQUÍ A LA ETERNIDAD.

Óscar por BONNIE & CLYDE.

En cuanto al nacido un día como hoy hace 106 años, el británico GEOFFREY UNSWORTH, ganador de dos Óscars por la magistral «Cabaret y, a título póstumo, por «Tess«, y candidato por las excelentes «Becket«y «Asesinato en el Orient Express«, será por siempre recordado por ser responsable de la fotografía de las magistrales «2001» y «Superman«.

Y además por otros títulos de calidad y prestigio, algunas citados ya en días anteriores a propósito de Michael Balcon, Ronald Neame, Laurence Olivier o Stanley Donen, como «Scott en la Antartidad», «El millonario», «La India en llamas», «La última noche del Titanic«, «El león de Esparta«, «El mundo de Suzie Wong», «Otelo», «Tres hermanas», «El cobarde heroico«, «Un puente lejano» o «Zardoz«.

La obra de GEOFFREY UNSWORTH.

Óscar por CABARET.

Óscar póstumo por TESS.

Más contenidos del CineClub Universitario en las secciones Publicaciones y Blog de la Web de La Madraza.