Nacid@s tal día como hoy…13 de mayo: Fritz Rasp, Harvey Keitel, Daphne Du Maurier y Gil Evans

Área de Cine y Audiovisual / Cineclub Universitario / Aula de Cine

Información complementaria a los ciclos del Área de Cine y Audiovisual (Cineclub universitario / Aula de cine) de La Madraza. Centro de Cultura Contemporánea. Universidad de Granada.
Nacid@s tal día como hoy es una sección en la que, a partir de los natalicios diarios de personalidades del mundo del cine (o del mundo de la cultura que hayan tenido presencia de algún modo en la gran pantalla), hablaremos sobre sus trayectorias profesionales, prestando especial atención a aquellas de sus obras que hayan pasado por la pantalla del CineClub.
Puedes encontrar todas las publicaciones de Nacid@s tal día como hoy…  en este <<enlace>>.

Presentación

Un par de grandes actores, una escritora y un músico de jazz forman nuestra entrada de hoy. Con FRITZ RASP seguimos hablando de los grandes intérpretes que dio el cine alemán mudo y clásico. Con el estadounidense HARVEY KEITEL nos acercamos a uno de los actores de carácter más destacables del cine hecho en Hollywood desde finales del siglo XX hasta hoy. Y en nuestro cierre recordaremos las adaptaciones a la gran pantalla de los textos de la escritora británica DAPHNE DU MAURIER, y nos iremos con la música del jazzman canadiense GIL EVANS y alguno de sus trabajos para cine.

Fritz Rasp (1891-1976)

Actor procedente del teatro donde trabajó con los legendarios Bertolt Brecht y Max Reinhartd, FRITZ RASP (1891-1976) debutó en cine recién iniciada la 1ª Guerra Mundial y en la que participará durante sus dos últimos años. Aunque en este inicio de su carrera, Rasp va a estar ligado a papeles cómicos -lo podemos encontrar en uno de los primeros films dirigidos por Lubtisch, «Schuhpalast Pinkus«-, pronto lo veremos desempeñando el que será el tipo de personaje con el que será habitualmente identificado y alcanzará justo prestigio: el del individuo misterioso, retorcido, sospechoso y poco de fiar, es decir, «el malo» (o uno de ellos) de la función. Con esta tipología lo encontramos, como malintencionado sirviente, en uno de sus primeros films importantes, «Sombras«, (octubre 1997, ciclo JOYAS DEL CINE MUDO I) junto al recordado ayer Fritz Koetner y el «doctor Mabuse» langiano, Rudolf Klein-Rogge, una fascinante muestra del expresionismo más puro y que formará parte de nuestra sesión de CINECLUB/AULA DE CINE LES PRESENTA del próximo viernes. Es en el periodo mudo donde este magnífico actor, nacido un día como hoy hace 129 años en Bayreuth, consolida su status, en especial, en trabajos con dos de los más grandes cineastas alemanes del momento: Fritz Lang y Georg Wilhelm Pabst. Con el primero participa en esa mítica obra maestra que es «Metrópolis«, con un personaje -el misterioso «hombre delgado»- que, si en las copias hasta no hace mucho conocidas del film tenía una presencia muy diluida (la que pudimos ver en el mismo ciclo y fecha que la citada «Sombras»), en la copia más completa que ahora existe, y que alcanza las dos horas y media de metraje, «recupera» una presencia y una importancia en la trama más que notable: pudimos disfrutar de dicha copia restaurada en abril 2011 en JOYAS DEL CINE MUDO VIII. También con Lang lo encontramos en la no menos magistral «Los espías«y en la excelente «La mujer en la luna«, aquí como el siniestro «Walter Turner», individuo de clara apariencia nacionalsocialista -de hecho si llevara bigote sería un remedo de Hitler- y que trasmite aviesas intenciones, miembro impuesto por los banqueros en la tripulación del cohete que viaja a la luna (enero 2004, JOYAS DEL CINE MUDO IV). Por lo que respecta a sus trabajos con Pabst, estos no son de menor valía e interés. Entre «Metrópolis» y «Los espías» rueda con el director austro-húngaro la magnífica «El amor de Jeanne Ney«, donde interpreta a un pérfido criminal envuelto en el asunto de un diamante robado, junto a Brigitte Helm, la «María» de «Metróplis», y en la que podemos verlo en algunas escenas inspiradoras del mejor Hitchcock. También con Pabst y ya en los últimos instantes del cine silente lo encontramos, junto a Kurt Gerron -al que recordamos el lunes- Louise Brooks y Valeska Gert, en la extraordinaria «Tres páginas de un diario«, especie de continuación de «La caja de Pandora», y en la que Rasp interpreta a un seductor sin escrúpulos que trae la desgracia al inocente personaje al que da vida Brooks. Este film, que ya vimos en la primera colaboración que hicimos con el Festival de Cine Mudo y Cine Clásico Granada Paradiso, lo recuperamos también para la sesión de este viernes. Antes de este film, Rasp también hace acto de presencia, con otro de sus inquietantes personajes, en la estupenda «El perro de los Baskerville«, última adaptación silente de una aventura de «Sherlock Holmes» -volverá a esta historia en la versión alemana de la misma filmada en 1937-. Con la llegada del sonido, Rasp no pierde su posición en el cine alemán y lo encontramos de nuevo junto a Koetner en dos films citados ayer -«Dreyfus» y «Los hermanos Karamazov»-, en la exitosa «Emil y los detectives«o, de nuevo con Pabst, en «La comedia de la vida«, brillante versión cinematográfica de «La ópera de tres centavos» de Brecht-Weill y donde da vida al oscuro personaje de «Peachum, el rey de los mendigos», y en la brillante «Paracelso«, film sobre el mítico médico y alquimista suizo, rodada bajo el estricto control y las directrices, férreamente marcadas, por Goebels y su Ministerio de Propaganda. Como le ocurrió a otros grandes actores del cine alemán, su ritmo de trabajo desciende muchísimo acabada la 2ª Guerra Mundial, desapareciendo Rasp de la gran pantalla a principios de los 50 y refugiándose en la televisión, volviendo a aquella solo en contadas ocasiones: en una producción estadounidense sobre Wagner titulada «Magic fire» dirigida por el brillante William Dieterle, actor y director alemán de importante carrera en Hollywood, o en varias adaptaciones de los populares relatos policiacos de Edgar Wallace, como «El círculo rojo» o «La banda de la rana«. En su fallecimiento, la prensa alemana dijo que con Rasp desaparecía «un villano del cine alemán que había estado de servicio a lo largo de 60 años».

FRITZ RASP NOS CUENTA (1972). Breve entrevista en la que el veterano actor habla sobre su carrera. v.o.s.e.

METRÓPOLIS. Versión restaurada y completa (150 minutos). v.o.s.e.

EL AMOR DE JEANNE NEY (Fragmento).

LA MUJER EN LA LUNA (Fragmento).

EL PERRO DE LOS BASKERVILLE. Promo de la versión restaurada.

Harvey Keitel (1939)

Neoyorkino de pura cepa, de Brooklyn para más señas, HARVEY KEITEL (1939) cumple hoy 81 años. Con más de medio siglo de carrera, Keitel es un excelente ejemplo de esos intérpretes, tan habituales en el cine de Hollywood, que sin ser haber sido nunca una estrella, aseguran siempre un plus de calidad sea cual sea el trabajo en el que aparezcan, tanto de coprotagonista -son escasos los films en los que Keitel es el protagonista absoluto- como de actor de reparto. Aunque algunos de sus personajes más famosos están ligados a films de dos totems del cine contemporáneo norteamericano como Martin Scorsese -quien le da sus primeros papeles de peso- y Quentin Tarantino, lo cierto es que pocos actores americanos pueden presumir de haber sido llamados por algun@s de l@s más clar@s representantes del «cine de autor» sea o no europeo. Así, a sus trabajos ya citados en días anteriores a propósito de Jane Campion y Theo Angelopoulos -«El piano» y «Holy smoke» o «La mirada de Ulises», respectivamente-, habría que añadir (y recordar) su presencia en films de Bertrand Tavernier -la cruda y notable «La muerte en directo«-, Nicolas Roeg -la extraña y sorprendente «Contratiempo«-, Tony Richardson -«La frontera«-, Ettore Scola -la bella «La noche de Varennes«-, James Toback -los thrillers «alternativos» «Melodía para un asesinato«y «Un cebo llamado Elisabeth«-, Wayne Wang -«Smoke«-, Paul Auster -«Blue in the face«y «Lulu in the bridge«-, Alan Rudolph -«Bienvenido a los Ángeles«, «Pensamientos mortales-, Ari Folman -la estupenda «El congreso«-, Paolo Sorrentino -la pretenciosa y mediocre «La juventud«-, Wes Anderson -las excelentes «Moonlight Kingdom» y «El Gran Hotel Budapest«-, Tim Blake Nelson -la sólida y áspera «La zona gris«-, Spike Lee -«Camellos«-, o Abel Ferrara -«Juego peligroso» y, sobre todo, «Teniente corrupto«, sin duda su protagonista más importante en este polémico film realizado por uno de los cineasta más sobravalorados del reciente cine norteamericano-. Precisamente este trabajo, y otros muchos de los ya citados, está fechado a principios de la década de los 90, sin duda, la más prolífica, variada y brillante en la carrera de Keitel. En ella interviene, por ejemplo, en films tan famosos y mediáticos, por diferentes motivos, como la no más que correcta pero sobrevaloradísima «Thelma & Louise» o la aparatosa, irregular y, a la postre, huera «Abierto hasta el amanecer«: la primera nos permite recordar que Keitel está en el debut en el largometraje de su director -el sobresaliente a retazos, simplemente pasable por lo general, pero bien cargado de fatuidad- Ridley Scott, con la muy notable «Los duelistas«; la segunda, nos lo relaciona por tercera vez con Quentin Tarantino, aunque ahora solo ambos como actores, tras su protagonismo en «Reservoir Dogs» y «Pulp fiction». Una década, ésta de los 90, que empieza con Keitel participando en el reencuentro de Jack Nicholson, como actor y director, con su personaje de «Chinatown», en «Two Jakes»; que lo ve codeándose con Stallone, DeNiro y Ray Liotta en el muy reivindicable noir-western «Copland«, o en la que obtiene su única candidatura a los Óscars por «Bugsy«. Por lo que respecta a su trabajo con Scorsese, éste se inicia en los años 60. Keitel venía de varias cosas en televisión y de un secundario perdido en «Reflejos en un ojo dorado«de John Huston al lado del mismísimo Marlon Brando. Justo después, un primerizo Scorsese lo llama para protagonizar la curiosa «¿Quién llama a mi puerta?«, para ya en los años 70, y con más solidez, reunirlo por vez primera con DeNiro en la notable «Malas calles«, a la que seguirá la brillante «Alicia ya no vive aquí» y la mítica «Taxi Driver». Hubo que esperar una década para que volvieran a coincidir, en este caso haciendo de «Judas» en la notable «La última tentación de Cristo«y tres más para que, ya en el nuevo siglo, se volvieran a reunir en la reciente y fabulosa «El irlandés»; un nuevo siglo en el que la carrera de Keitel está siendo demasiado irregular, con muchos bandazos desde propuestas interesantes a meramente alimenticias. Tres curiosidades para acabar, todas fechadas en los 80: verlo en una irregular rareza de ciencia ficción dirigida por el maestro Stanley Donen, «Saturno 3«, cineasta aquí sin duda «demasiado alejado de su mundo», con Kirk Douglas y la legendaria «Ángel de Charlie», Farrah Fawcett; verlo en una comedia perdida del maestro Brian De Palma «Dos tipos geniales«; y verlo en el cine español dirigido por el tótem de la comedia madrileña, Fernando Colomo, junto a, nada más y nada menos, que Klaus Kinski, Fernando Rey y Miguel Bosé haciendo de extraterrestre bondadoso, en esa decente rareza que es «El caballero del dragón«, con una maravillosa, sublime, banda sonora del nuestro gran maestro José Nieto. De Harvey Keitel hemos podido ver en CineClub «Reservoir Dogs», «Pulp Fiction», «Blue in the face», «La zona gris», «Taxi Driver», «El piano», «La mirada de Ulises», «Two Jakes», «Teniente corrupto» y, más recientemente, «Los duelistas», «Moonrise kingdom» y «El gran Hotel Budapest».

Un recorrido por la filmografía de HARVEY KEITEL.

HARVEY KEITEL habla sobre algunos de sus trabajos más famosos. v.o.s.inglés.

KEITEL cuenta su experiencia junto a THEO ANGELOPOULOS. v.o.s.inglés.

LOS DUELISTAS.

MALAS CALLES.

TAXI DRIVER.

SATURNO 3.

COPLAND.

THELMA & LOUISE.

BLUE IN THE FACE.

TENIENTE CORRUPTO.

LA ÚLTIMA TENTACIÓN DE CRISTO.

PULP FICTION.

EL GRAN HOTEL BUDAPEST.

Cierre: Daphne Du Maurier (1907-1989) y Gil Evans (1912-1988)

Daphne Du Maurier (1907-1989)

Y nos despedimos, casi telegráficamente, recordando que un día como hoy hace 113 años nacía la escritora británica DAPHNE DU MAURIER (1907-1989) varias de cuyas obras fueron llevadas al cine, con enorme éxito, por Alfred Hitchcock -«Posada Jamaica», «Rebeca», «Los pájaros»- u otros cineastas como Mitchell Leisen -«El pirata y la dama«-, Henry Koster -«Mi prima Raquel«-o Nicolas Roeg -«Amenaza en la sombra«-.  Aquí un enlace con su bibliofilmografía.

DU MAURIER en el cine. v.o.s.inglés.

Gil Evans (1912-1988)

Y por otra parte, también un día como hoy pero de hace 108 años, nacía en Toronto el excelente jazzman canadiense-norteamericano GIL EVANS, habitual colaborador, entre otros, del genial Miles Davis, y que para cine hizo la parte instrumental del excelente musical «Principiantes» (marzo 1998, ROCK POR UN TUBO) y la orquestación y arreglos de la banda sonora de «El color del dinero» (octubre 2009, ciclo homenaje PAUL NEWMAN)

Aquí un enlace al uso que se ha hecho en cine de sus composiciones jazzísticas.

«Va Va Voom» de PRINCIPIANTES.

GIL EVANS & MILES DAVIS en directo (1959).

MILES DAVIS & GIL EVANS – «SKETCHES OF SPAIN» – completo.

Más contenidos del CineClub Universitario en las secciones Publicaciones y Blog de la Web de La Madraza.