Nacid@s tal día como hoy… 28 de abril: Ann-Margret, Lionel Barrymore, Carl Laemmle Jr. y Harper Lee

Área de Cine y Audiovisual / Aula de Cine/Cineclub

Información complementaria a los ciclos del Área de Cine y Audiovisual (Cineclub universitario / Aula de cine) de La Madraza. Centro de Cultura Contemporánea. Universidad de Granada.
Nacid@s tal día como hoy es una sección en la que, a partir de los natalicios diarios de personalidades del mundo del cine (o del mundo de la cultura que hayan tenido presencia de algún modo en la gran pantalla), hablaremos sobre sus trayectorias profesionales, prestando especial atención a aquellas de sus obras que hayan pasado por la pantalla del CineClub.
Puedes encontrar todas las publicaciones de Nacid@s tal día como hoy…  en este <<enlace>>.

Presentación

En esta entrada de hoy martes hablamos de ANN-MARGRET, cantante, actriz y «showoman» en la América de los 60 y 70, de LIONEL BARRYMORE, toda una institución de la interpretación masculina en el Hollywood clásico, de CARL LAEMMLE, JR., el propietario de la Universal y responsable de la Edad de Oro del cine fantástico en ese estudio durante los años 30, y para acabar, de la escritora HARPER LEE y su inmortal «Matar un ruiseñor». Además si os interesa conocer más de la obra del cineasta Theo Angelopoulos os invitamos a ver el documental «Alfabeto Angelopoulos» en nuestra 5ª sesión de CINECLUB/AULA DE CINE LES PRESENTA…

Ann-Margret (1941)

De origen sueco aunque desde la infancia asentada en Estados Unidos, Ann-Margret Olsson, ANN-MARGRET (1941) cumple hoy 79 años. Su irrupción en el mundo del espectáculo estadounidense fue fulgurante y espectacular, ya que tras situarse como cantante en el top 20 en 1961 con su tema «I don’t just understand», debuta en el cine junto a Bette Davis y Glenn Ford y dirigida por Frank Capra en la estupenda «Un gangster para un milagro» (junio 2008, CLÁSICOS RECUPERADOS XXII) y, de inmediato, pasa a convertirse en estrella juvenil con «Un beso  para Birdie«, musical concebido como un «aggiornamento» del género para las nuevas generaciones usando sus nuevos gustos musicales. Prueba del impacto de la joven actriz en la cultura pop norteamericana de esos años es su aparición, como el personaje «Ann-Margrock», en la mítica serie de animación «Los Picapiedra». Por último, su espectacular presencia e interpretación junto al astro Elvis Presley en la mítica «¡Viva las Vegas!» acabará por asentar su posición en el «show businness» de los 60. Desde ese momento y acabada la fase para público juvenil, Ann-Margret va a crecer como intérprete, al tiempo que se construye como sex-symbol e icono erótico de la década, con films tan interesantes como «El último homicidio«o la excelente «El rey del juego» (noviembre 2004, ALL THAT JAZZ!!). Pero no será hasta la década de los 70 que la actriz, ya en plena madurez, se sumerja en un par de personajes que le harán conseguir prestigio y galardones. Dos trabajos en films intensamente dramáticos, uno de ellos además en clave musical, y ambos, por cierto, junto a Jack Nicholson. El primero será el desgarrado y crudo relato de la vida y costumbres sexuales de varios personajes en esos primeros años 70, «Conocimiento carnal» -memorable la «discusión de pareja» entre Ann-Margret y Nicholson cargada de amargura y reproches-, actuación por la que recibe su primera nominación a los Oscars y gana su segundo Globo de Oro -el primero había sido como «joven promesa» por «Un gangster para un milagro»-. El segundo es la opera-rock «Tommy«donde además, en todo un «tour de force», canta y baila desbordante de energía -y de desmesura como corresponde al estilo del director Ken Russell-. Por su actuación como «madre de Tommy» (Roger Daltrey, lider  del grupo «The Who»), Ann-Margret consigue su segunda nominación y su tercer Globo de Oro. A partir de aquí su carrera se mueve entre  espectáculos musicales en vivo, programas de televisión, alguna interpretación premiada en este mismo medio -su «Blanche DuBois» en «Un  tranvía llamado Deseo»-, y una carrera cinematográfica correcta, con algunos títulos destacables -«Un detective barato», «Joseph Andrews»,  «Magic», «El retorno del soldado»-. Todo ello la mantiene activa y presente hasta nuestros días: la podemos ver en «Un domingo cualquiera»  de Oliver Stone, en «Dos viejos gruñones» de Donald Petrie o en series como «C.S.I.», «Ley y orden» o «Ray Donovan».

ANN-MARGRET en UN GANGSTER PARA UN MILAGRO.

ANN-MARGRET en UN BESO PARA BIRDIE.

ANN-MARGRET y ELVIS PRESLEY en ¡VIVA LAS VEGAS!

ANN-MARGRET como «ANN-MARGROCK» en LOS PICAPIEDRA.

ANN-MARGRET en EL REY DEL JUEGO.

ANN-MARGET y JACK NICHOLSON en CONOCIMIENTO CARNAL.

ANN-MARGRET en TOMMY. Completa. en v.o.s.e.

Lionel Barrymore (1878-1954)

Hablar de LIONEL BARRYMORE (1878-1954) es hacerlo de un figura legendaria en el arte de la interpretación en Estados Unidos, así como de un apellido que nos remite a una saga familiar de actores y actrices no menos mítica. Nacido un día como hoy hace 142 años en Filadelfia, Lionel era el mayor de tres hermanos, todos intérpretes (Ethel y John), que reinaron sobre las tablas y las pantallas norteamericanas durante décadas. Artista polifacético ya que además de la interpretación, dirigió películas, compuso piezas musicales clásicas y canciones, y fue un afamado artista gráfico, Lionel Barrymore está presente en el mundo del cine desde sus inicios (en teatro ya estaba desde finales del XIX) en su doble faceta de actor y director: de hecho al mismo tiempo que actuaba para el gran David Wark Griffith en la Biograph -aparece en títulos tan importantes de éste como «Los mosqueteros de Pig Alley» o «Judith de Bethulia»- dirigirá sus propias películas para Metro Pictures hasta 1917 cuando decide centrarse solo en la interpretación. Cuando en 1926 sea contratado por la Metro-Goldwyn-Mayer, se convertirá en uno de sus actores más reputados. Antes de que su delicada salud -dos roturas en la cadera y una galopante artrosis le obligarían a interpretar sentado- marque sus actuaciones, podemos disfrutar de los trabajos de este enérgico actor en numerosos  films silentes al lado de las más grandes estrellas masculinas y femeninas del periodo, y bajo la batuta de grandes cineastas: junto a Greta Garbo, dirigidos por Fred Niblo, en la estupenda «La tierra de todos» (con «la Divina» volverá a coincidir, ya en el sonoro, en «Mata-Hari»,  en la brillante «Gran Hotel» -donde además está su hermano John Barrymore y Joan Crawford- y en la excelente «La dama de las camelias«); junto a Lon Chaney en la magnífica «Los pantanos de Zanzíbar» (abril 2009, JOYAS DEL CINE MUDO VII) y junto a John Gilbert y Renée  Adorée en «El palacio de las maravillas», ambas de Tod Brownning; junto a Boris Karloff en «Las campanas» o junto a Gloria Swanson en «La frágil voluntad«de Raoul Walsh. Con la llegada del sonoro, la carrera de Lionel Barrymore se dispara con títulos como «Muñecos infernales» (otro excelso Tod Browning), la estupenda «La isla del tesoro» de Victor Fleming, «Cena a las 8» y «David Copperfield» ambas de George Cukor, «El  camino de la gloria«de Howard Hawks o su Óscar por «Un alma libre«de Clarence Brown. Como curiosidad anotar que los tres hermanos
Barrymore coinciden en la interesante «Rasputín y la zarina«. Pero es a medida que el peso de los años y la deteriorada condición física van haciendo mella sobre él, que encontramos algunas de sus interpretaciones más inmortales: así y cronológicamente ordenadas, como  el padre del soldado alemán muerto en la 1ª Guerra Mundial en esa obra maestra absoluta que es «Remordimiento» (abril 2015, CLÁSICOS RECUPERADOS XXXII); como «Disko», el viejo marinero de la maravillosa «Capitanes intrépidos«; como el afable patriarca de la familia Vanderhof en la magnífica y divertida «Vive como quieras» (abril 2005, NATURALEZAS IV: LAS CIUDADES DEL SER HUMANO); como el  despiadado «sr. Potter» en la magistral «¡Qué bello es vivir!«; como el no menos despiadado y despótico «senador McCanles» en la no  menos magistral «Duelo al sol«; o como el padre del mejor amigo de Bogart en la magnífica «Cayo Largo» (octubre 2006, JOHN HUSTON, 1ª PARTE).

El arte interpretativo de LIONEL BARRYMORE. Selección de grandes momentos de su carrera. en v.o.s.inglés.

Un joven LIONEL BARRYMORE en THE NEW YORK HAT (David Wark Griffith, 1912). Completa. v.o. sin música.

LIONEL BARRYMORE y JEAN ARTHUR en VIVE COMO QUIERAS.

LIONEL BARRYMORE, BOGART, BACALL y EDWARD G. ROBINSON en CAYO LARGO. en v.o.s.e.

Carl Laemmle Jr. (1908-1979)

Si a Carl Laemmle Sr. le corresponde el mérito de haber creado y afianzado a la Universal como gran estudio en el naciente Hollywood y de desarrollar, durante el periodo silente, una línea creativa de altísimo nivel, con Lon Chaney como estrella más visible, centrada en el cine fantástico y a la que consideramos, junto con la que en paralelo se desarrollaba en la Alemania de la República de Weimar, como 1ª Edad de Oro del Cine Fantástico -«El fantasma de la Ópera» y «El jorobado de Notre Dame» o «El hombre que ríe»-, a su hijo y sucesor CARL LAEMMLE, JR. (1908-1979), nacido tal día como hoy hace 112 años en Chicago, le debemos el producir la gran cosecha de títulos que, basada en los clásicos monstruos de la literatura de dicho género, conformarán una 2ª Edad de Oro, la primera del cine sonoro. Tras producirel magistral drama bélico «Sin novedad en el frente«(abril 2015, CLÁSICOS RECUPERADOS XXXII), Laemmle da luz verde a poner  en píe «Drácula» a partir de la adaptación teatral que, de la mítica novela de Stoker, triunfa en Broadway. La muerte de Chaney, actor previsto para dar vida al conde vampiro, le obliga a decantarse por el actor que lo encarna sobre las tablas, Bela Lugosi. Tod Browning, director experto en el género como ha demostrado ampliamente en el periodo mudo, se hace cargo de realizar el film. Y a partir de aquí todo  es gran Historia del Cine. Al éxito de «Drácula«, siguen un conjunto de joyas del género como la magnífica «Frankenstein» (noviembre 2018, LA CRIATURA ANTE SU CREADOR: FRANKENSTEIN EN EL CINE. BICENTENARIO DE LA NOVELA DE MARY SHELLEY), las brillantes «El doble asesinato de la calle Morgue«y «El caserón de las sombras«, la magistral «La momia«, la notable «El hombre invisible«, y las también magistrales «Satanás«y «La novia de Frankenstein» (noviembre 2018, LA CRIATURA ANTE SU CREADOR: FRANKENSTEIN EN EL CINE.  BICENTENARIO DE LA NOVELA DE MARY SHELLEY).

Merece la pena añadir al curriculum de Laemmle, Jr. tres magníficos melodramas como son «Decepción», «La usurpadora» e «Imitación a la vida» (estas dos, dirigidas de manera admirable, por el muy reivindicable John M. Stahl), y la divertida y notable comedia que produce para su primo, el futuro maestro William Wyler, «Una chica angelical» (mayo 2019, MAESTROS DEL CINE CLÁSICO XI: WILLIAM WYLER, AÑOS 30).

Magnífico documental en dos partes sobre el Cine Fantástico producido por la Univeral durante el periodo mudo y el sonoro, y por tanto bajo la dirección de CARL LAEMMLE, JR.

Harper Lee (1926-2016)

Y acabamos recordando a la escritora estadounidense HARPER LEE  (1926-2016), nacida un día como hoy hace 94 años en Monroeville (Alabama), autora de la maravillosa novela autobiográfica «Matar un ruiseñor«, convertida en una indiscutible obra maestra del cine gracias a la delicada dirección de Robert Mulligan, el fiel y preciso guión de Horton Foote, la inolvidable interpretación de un sublime Gregory Peck como el «abogado Atticus Fich» o la magistral banda sonora del maestro Elmer Bernstein. Dos clásicos inmortales para cualquier tiempo.

Entrevista (en audio) con HARPER LEE donde habla de su novela. en v.o.s. inglés.

La memorable escena final del juicio -el alegato de Atticus Finch- en el magistral film de Mulligan. en v.o.s.e.

Cierre

Más contenidos del CineClub Universitario en las secciones Publicaciones y Blog de la Web de La Madraza.