Cargando Eventos

<< Volver a la agenda

- / Palacio del Almirante

Manos de santa. Utensilios de repostería conventual en el Albayzín y el Realejo

/ Casa de Porras

Inauguración: viernes, 5 de marzo de 2021 a las 11 h, en la Sala Torreón del Palacio del Almirante.

Duración: del 5 de marzo al 23 de abril de 2021.

Horario: de lunes a viernes, de 11 h a 14 h y de 18 h a 20 h.

Comisarios: Francisco Ismael Álvarez Pérez y David Martín López

Organiza: Casa de Porras, La Madraza, Centro de Cultura Contemporánea (Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Patrimonio, Universidad de Granada)

Colaboran: Patrimonio UGR, Proyecto Rimon-Sefarad B-HUM-227-UGR18. Financiado por FEDER/Junta de Andalucía-Consejería de Economía y Conocimiento. IP: Miguel Ángel Espinosa Villegas, Monasterio de San Bernardo. Madres Cistercienses (Bernardas), Granada; Convento de la Encarnación. Madres Carmelitas Calzadas A.O. Museo Carmelitas, Granada; Monasterio de la Inmaculada Concepción. Madres Franciscanas T.O.R., Granada; Real Monasterio de la Madre de Dios. Madres Comendadoras de Santiago, Granada; Convento de Nuestra Señora de la Piedad, Sancti Spiritus y Santa Catalina de Sena. Madres Dominicas, Granada; Convento de Santo Tomás de Villanueva. Madres Agustinas Recoletas (Tomasas), Granada; ARSconditus, Granada; Carlos Cano Producciones, Granada.

Desde el proyecto Casa de Porras, en su sede Palacio del Almirante, dependiente del Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Patrimonio de la Universidad de Granada, se ha querido revalorizar el patrimonio inmaterial de dos barrios tan singulares y conventuales como el Albayzín y el Realejo. Manos de santa: utensilios de repostería conventual en el Albayzín y el Realejo gira en torno al saber culinario en los conventos granadinos, como si de una Alacena de las monjas se tratara, en clara alusión a la canción célebre de Carlos Cano (1946-2000), coincidiendo con el 75 aniversario de su nacimiento.

Se da visibilidad así a una tradición granadina, muy propia del Albayzín y del Realejo, que surge del sincretismo más profundo de raíces ancestrales y de cultura que pervive mediante el empleo de la leche, harina, anís, canela, huevos, naranja y limón, junto con las almendras y el azúcar configuran la base primigenia y alquímica de los manjares que con manos de santa se preparan tras la clausura de nuestra ciudad.

Con estos utensilios, expuestos como si de relicarios se tratara, se quiere conectar con una parte importante de las tradiciones y la identidad del Realejo y el Albayzín, de su labor artesanal, en esta ocasión gastronómica, para que pueda ser preservada y conocida.