Cargando Eventos

<< Volver a la agenda

- / Palacio del Almirante. Sala del Barrio

Albaicín Obsesión

Manuel Ángeles Ortiz

Área de Artes Visuales / Área de Artes Visuales / Ayuntamiento de Granada / Casa de Porras

Inauguración:

Miércoles, 30 de marzo de 2022 a las 19:00 h en la Sala del Barrio (Palacio del Almirante).

Duración:

Del 30 de marzo al 27 de mayo de 2022.

Horarios:

De lunes a viernes, de 11:00 h a 14:00 h y de 18:00 h a 21:00 h. Sábados, domingos y festivos, cerrado.

Semana Santa: del 9 al 17 de abril (ambos inclusive), de 11 h a 14 h.

Organizan:

La Madraza. Centro de Cultura Contemporánea y Casa de Porras.

Colabora:

Excmo. Ayuntamiento de Granada y Granada 1922-2022 Centenario Concurso de «Cante jondo».

Entrada libre.

Tras un dilatado exilio, en agosto de 1958 Manuel Ángeles Ortiz (1895-1984) volvió a reencontrarse con Granada; la Granada de su infancia y adolescencia. En un renovado contacto con el paisaje y la cultura de la ciudad, que Ortiz calificó de «puro idilio», decidió emprender una serie artística que se extenderá de manera fecunda hasta los primeros años de 1970. Se trata de la serie Albaicines.

Esta serie recoge un amplio número de obras concebidas en distintos soportes y técnicas. Manteniendo una mirada hacia lo natural y con el uso de panorámicas amplias y distintos enfoques lumínicos, Ortiz “retrató” el barrio a través de un dinámico entramado de estructuras geométricas. El resultado es una suerte de imágenes de potente gráfica vanguardista, donde construye una nueva tridimensionalidad, a la vez que son una idea emotiva y lírica cargadas de poética personal. Las obras exhibidas son demostrativas de ello, siendo en una parte trabajos inéditos. 

La multiplicidad de Albaicines nos transmite un fundamento esencial: la obsesión y el deseo de Ortiz por ahondar y descubrir nuevos parámetros estéticos. Así, en los dibujos y estampas aquí seleccionados se nos descubre, por un lado, ejercicios de experimentación que servirían a Ortiz como proceso mental de creación con distintos propósitos y, de otra parte, la concreción artística final validada por el autor. Los óleos y el papel recortado constituyen la consecución máxima de ese anhelo.