Volver a la revista

INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL (2008)

Área de Cine y Audiovisual /Cine Club

Por La Madraza

Palabra de autor

indiana_jones“La semilla de INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL nació con la aparición de Harrison Ford, interpretando al personaje con 50 años, en el episodio ‘El misterio del blues’ de la serie Las aventuras del joven Indiana Jones [Young Indiana Jones Chronicles, 1992-1993]. Lo obvio se me hizo evidente: centrándonos en un Indy más viejo, podíamos ambientar la historia en los 50. Y si era así, podíamos convertirla en una película de esa época, ¿y cuál era el equivalente de los seriales matinales de los 30 en los años 50? Las películas de ciencia-ficción de serie B. Y pensé que podía ser divertido. Lo obvio era pensar en películas como La tierra contra los platillos volantes [Earth versus the Flying Saucers, Fred Sears, 1956], y ahí encontré el macguffin: extraterrestres”.

George Lucas

Peculiaridades de INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL

   El nutriente de INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL está muy claro, porque ya no se trata tan sólo de inspirarse en las viejas películas de aventuras hollywoodienses, en los seriales exóticos y las series B de los años treinta y cuarenta, sino de basarse también en la concepción original del primer film, En busca del arca perdida, del que esta cuarta entrega puede verse indistintamente como prolongación, complemento y remake. Spielberg y Lucas han dejado reposar a Indiana Jones durante casi veinte años por las razones que sean. Y esas dos décadas de inactividad le han ido muy bien al personaje cinematográfico que ansía conocimiento arqueológico y antropológico a través de la adrenalina de la aventura, convertido así en uno de los más legendarios de la cultura popular finisecular.

indiana_jones   INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL no es una película anacrónica ni démodé, y si resiste bien los envites del tiempo no es por adecuarse en algunos aspectos a las tendencias actuales con el fin de ganarse un nuevo público, sino porque no se ha intentado modernizar la fórmula más allá de algunos retoques obligados, manteniéndose fiel a un espíritu que, guste o no, funcionó en su momento y a su manera creó escuela. Por eso la cuarta película de Indiana Jones puede entenderse indistintamente como una continuación y un remake a la vez de la primera de la serie, nunca como una remodelación ni mucho menos una reformulación. Convencido de las habilidades de su personaje, Spielberg y Lucas han desarrollado lo que podríamos denominar una variación sin cambios substanciales. Los personajes han envejecido pero las situaciones a las que se enfrentan son totalmente intercambiables con las de En busca del arca perdida.

   Pero no es menos cierto que INDIANA JONES Y EL TEMPLO DE LA CALAVERA DE CRISTAL plantea una reflexión muy sutil sobre el paso del tiempo. Los sesenta años de Spielberg son el elemento clave para que el realizador cuestione el umbral de la vejez y observe el retorno a los orígenes como una manera de encontrarse nuevamente en un estado anterior. Si Indiana Jones, en un momento dado del primer tercio del film, echa un vistazo a las fotos de Marcus y su padre y su mirada se pierde en el vacío clamando por la juventud ya definitamente perdida (y temiendo, subrepticiamente, la proximidad de la muerte), ésta puede ser una sensación perfectamente parangonable a la que puede sentir Spielberg. Al igual que el arqueólogo, se zambulle en las experiencias anteriores como una terapia necesaria para cubrir el vacío.

indiana_jones   Pese al tiempo transcurrido, no nos enfrentamos a los avatares de un Indiana otoñal, aunque físicamente así lo sea y Spielberg y Lucas hayan optado por sacarse de la manga un nuevo personaje, Mutt, que al poco será desvelado como el hijo carnal de Indiana y Marion, la compañera femenina del primer film. Sólo en teoría, el joven debería asumir las partes más dinámicas de la acción para descargar al viejo Indiana de esa responsabilidad. Todo lo contrario. Mutt desdobla en dos al personaje, no lo sustituye, permitiendo además, en el original guiño final, que el círculo parezca cerrarse para quedar completamente abierto a la vez: el famoso sombrero de fieltro de Indiana se desliza debido a una corriente de aire hasta los pies de Mutt, y cuando éste está a punto de colocárselo en la cabeza, heredando así los atributos del padre y dando paso al relevo generacional, Indiana se lo quita de la mano con un movimiento seco y decidido (un movimiento de reivindicación personal frente al muchacho y frente al espectador) y se lo pone de forma desafiante, indicando asi que el relevo deberá esperar, aunque el proceso no ha hecho más que empezar.

indiana_jones   INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL propone pocos cambios en cuanto a los títulos anteriores de la serie. En todo caso, el director de Hook reconvierte los elementos fantásticos-antropológicos de las otras cintas (el arca de la alianza de En busca del arca perdida, el santo Grial de Indiana Jones y la última cruzada) a su imaginería habitual del relato de ciencia ficción, con más de un elemento en común con Encuentros en la tercera fase en cuanto a conceptos visuales -ese maravilloso plano fijo, de perfecta composición, de Indiana y la nave alienígena, que rima con el del final de la secuencia de apertura con Indiana y el hongo atómico- y elementos argumentales. El resto del relato funciona al metrónomo como lo hacía En busca del arca perdida y, en menor intensidad, la segunda y tercera película de la serie, con la diferencia de que en esa soberbia secuencia de apertura -que retoma el escenario del último e inquietante plano de En busca del arca perdida, allí donde se depositan en grandes cajas y contenedores todos los misterios a los que no ha hallado respuesta el gobierno estadounidense-, no aparece desgajada del resto de la historia, sino que ya nos pone en situación presentando, además, al villano antagonista, en este caso una mujer, Irina Spalko, la mejor científica de Stalin según se nos informa. Porque además de poder interpretarse como otro guiño a la saga James Bond, el personaje de la agente soviética encarnada por Cate Blanchett se inscribe perfectamente en el marco referencial en el que se desarrolla la acción, segunda mitad de la década de los cincuenta, los tiempos de los experimentos atómicos en el desierto, la fascinación/obsesión por la vida procedente de otros planetas, la guerra fría y la persistente sombra de la caza de brujas.

Ficha técnica

  • indiana_jones_and_the_kingdom_of_the_crystal_skullAño.- 2008.
  • Duración.- 118 minutos.
  • País.- EE.UU.
  • Género.- Aventuras.
  • Título Original.- Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull.
  • Director.- Steven Spielberg.
  • Argumento.- George Lucas y Jeff Nathanson.
  • Guión.- David Koepp.
  • Fotografía.- Janusz Kaminski (Panavisión – DeLuxe).
  • Montaje.- Michael Kahn.
  • Música.- John Williams.
  • Productor.- Frank Marshall y Denis Stewart.
  • Producción.- LucasFilm para Paramount.
  • Intérpretes.- Harrison Ford (Indiana Jones), Cate Blanchett (Irina Spalko), Karen Allen (Marion Ravenwood), Shia LaBeouf (Mutt Williams), Ray Winstone (George McHale), John Hurt (profesor Oxley), Jim Broadbent (Charles Stanforth), Igor Jijikine (Dovchenko), Alan Dale (general Ross), Joel Stoffer (Taylor).

Ciclo Indiana Jones, 35 años de aventuras

   Si os ha gustado este post os animamos a compartirlo para que el mayor número de personas posible asistan y disfruten hoy de esta película, que cierra el ciclo “Jornadas de Recepción: Maestros del cine contemporáneo (VII): Steven Spielberg (2ª parte). Indiana Jones, 35 años de aventuras, organizado por el Área de Cine y Audiovisual (Cine Club Universitario) de La Madraza. Centro de Cultura Contemporánea de la Universidad de Granada, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias, a las 21:00 horas. Versión original en inglés con subtítulos en español. Entrada libre (hasta completar aforo). ¡Muchas Gracias!

ccu-jornadas-recep2016

     Fuente: Cuaderno del Cine Club Universitario.

Dejar una Respuesta

XHTML: Usted puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>