Volver a la revista

EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA (1981)

Área de Cine y Audiovisual

Por La Madraza

raiders-of-the-lost-ark-indiana-jonesLa palabra de la crítica

Le dije a George Lucas que quería hacer una película de James Bond, en las que siempre he admirado el exotismo y el gran formato de sus aventuras, y George me dijo que tenía algo entre manos que era mejor que Bond y que había permanecido en el fondo de un cajón durante más de diez años. Fue entonces cuando me contó la historia de EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA”.

Steven Spielberg

EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA es el ejemplo más brillante e inteligente que yo conozco de un cine narrativo modelado según patrones ‘impuros’ (tebeos, ilustraciones gráficas, pulp fiction o novelas de a duro…) y que, sin embargo, nunca por ello rebaja su nivel expresivo. La sofisticación, la inventiva visual, el ‘flair’ y el secreto del ritmo que Spielberg ha hecho suyos en su obra anterior, también lucen aquí”.

Vicente Molina Foix

EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA es una película ejemplar donde todo está perfectamente calculado: ya sólo el prólogo situado en Sudamérica (con escasa relación posterior con el nucleo argumental del film) es un magnífico ejemplo de puesta en escena y desarrollo narrativo”.

Esteve Riambau

Caracterización y Peculiaridades de EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA

indiana_jones    EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA es una película de aventuras en la que desde casi el principio se rechaza la noción de realismo y se adoptan elementos fantásticos (tanto en lo argumental como en lo visual). En este sentido la ya citada ejemplar secuencia de inicio situada en Sudamérica resulta paradigmática. El aventurero busca un ídolo de oro de la tribu chachapoyan oculto en un recóndito templo en plena selva amazónica. Para poder penetrar en el templo, el aventurero tiene que rasgar una tela de araña que se ha formado en la entrada. La forma que tiene Spielberg de filmar su acceso al templo constituye una declaración de principios en cuanto tiene de negación del realismo: la cámara está situada al otro lado de la tela, detalle irreal que, a la manera del Fellini de Roma (id., 1972) en la secuencia del hallazgo de la villa romana durante las obras del metro, revela cierta voluntad ‘fantastique’: la cámara se sitúa en un lugar imposible (de acuerdo con una visión realista Spielberg no podría filmar desde ese ángulo sin rasgar previamente la tela de araña y Fellini no podría colocar su cámara allí donde la coloca sin haber derribado antes el muro que separa a la villa romana de los trabajadores del metro). Ese plano y la previa presentación de Indiana Jones son explícitos con respecto a las intenciones del realizador.

   Dos elementos esenciales del gran cine de aventuras son que el héroe tenga atractivo y personalidad y que ambos se prolonguen hacia (y se proyecten sobre) los escenarios en los que vive su aventura. Y sin duda el personaje de Indiana Jones esta diseñado, a todos los niveles, para que se convierta en mito desde su primera aparición escénica. En las primeras imágenes vemos a un grupo de hombres caminando por la selva, pero aún no sabemos cuál de ellos es nuestro protagonista. Spielberg lo soluciona rápido. Nos lo muestra de espaldas, enmarcando su figura entre sombras. Su figura con chaqueta de cuero, sombrero y látigo lo definen, y su aparición entre las sombras tras usar su inseparable arma es inolvidable; Spielberg maneja de modo magistral ese recurso de probada eficacia mítica. Acaba de nacer cinematográficamente Indiana Jones y sera así, mediante sombras, enmarcando su figura, como Spielberg nos presente a Indy a lo largo de casi todo el metraje.

   Junto a la brillante naturaleza, voluntariamente episódica, de la estructura argumental creada por Lawrence Kasdan, junto al dominio del tempo narrativo demostrado por Spielberg en todas las escenas -y muy especialmente en las de acción-, es sin duda el socarrón y ajustado sentido del humor que el film despliega como hábil elemento de distensión, otro de los grandes pilares en lo que se apoya esta obra maestra. Hawks, Sturges (Preston), las comedias Tracy/Hepburn o el slapstick mudo les tutelan: cuando una Marion compungida se da cuenta, mientras desnuda a Indy para curar sus heridas, “no eres el hombre que conocí hace diez años”, él responde “no se trata de los años muñeca, es el kilometraje”.

indiana_jones    O la ya mítica resolución de su enfrentamiento con un gigantesco árabe, sable en ristre, en mitad de la Casbah: Indy/Ford lo mira con cara de hastío, saca el revólver y lo liquida. Y está el gag del mono saludando al estilo nazi, y el de el malvado Toth que al saludar mano en alto muestra en la mano derecha la quemadura que le hizo el medallón –detalle argumental importante ya que permite la reconstrucción del mismo-. Incluso se rescató un gag fallido de 1941 que aquí funciona a la perfección: el mismo gira en torno a un artilugio que Spielberg creó para el oficial nazi que interpretaba en aquella Christopher Lee. Se trataba de un objeto de cadenas y varas que tiene la apariencia de un objeto de tortura, pero que en realidad es una percha. No consiguió despertar ninguna reacción entre el público cuando Lee, con total falta de sentido del humor, lo enarboló en 1941; pero aquí cuando Toth/Ronald Lacey lo despliega de forma amenazante, es una carcajada segura.

   Y es que hasta lo más increíble/inverosímil/inconsistente argumentalmente se diluye y carece de importancia frente a su plasmación cinemática. Porque en EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA la lógica narrativa se rinde a la visión del momento y a su brillante resolución formal.

   Lucas y Spielberg dinamizaron, a través de un lenguaje que imponía antes el golpe de efecto a la pausa, la fuerza de las escenas aisladas antes que la equivalencia y simetrías del conjunto, una modalidad narrativa –la aventura más o menos exótica- que echaba la vista atrás sin problemas de revisionismo ni el sentimiento de culpa del manierismo.

Ficha técnica

  • indiana_jones_raiders_of_the_lost_arkAño.- 1981.
  • Duración.- 115 minutos.
  • País.- EE.UU.
  • Género.- Aventuras.
  • Título Original.- Raiders of the Lost Ark.
  • Director.- Steven Spielberg. 
  • Argumento.- George Lucas y Philip Kaufman.
  • Guión.- Lawrence Kasdan.  
  • Fotografía.- Douglas Slocombe (Panavisión – Metrocolor).  
  • Montaje.- Michael Kahn. 
  • Música.- John Williams. 
  • Productor.- Frank Marshall, Georges Lucas y Howard Kazanjian.  
  • Producción.- LucasFilm para Paramount.
  • Intérpretes.- Harrison Ford (Indiana Jones), Karen Allen (Marion Ravenwood), Paul Freeman (Belloq), Ronald Lacey (Toht), John Rhys-Davies (Sallah), Denholm Elliott (Marcus Brody), Alfred Molina (Satipo), Wolf Kahler (Dietrich), Anthony Higgins (Gobler), Don Fellows (coronel Musgrove).
  • Premios.- 4 Oscars: Montaje, Sonido (Bill Varney, Steve Maslow, Gregg Landaker y Roy Charman), Dirección Artística (Norman Reynolds, Leslie Dilley y Michael Ford) y Efectos Visuales (Richard Edlund, Kit West, Bruce Nicholson y Joe Johnston). 1 Oscar Especial al Montaje de Efectos de Sonido (Ben Burtt y Richard L. Anderson). 4 candidaturas: Película, Director, Fotografía y Banda Sonora.

Más material sobre EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA

   Si os ha gustado este post os animamos a compartirlo para que el mayor número de personas posible asistan y disfruten hoy de esta película, que inicia el ciclo “Jornadas de Recepción: Maestros del cine contemporáneo (VII): Steven Spielberg (2ª parte). Indiana Jones, 35 años de aventuras, organizado por el Área de Cine y Audiovisual (Cine Club Universitario) de La Madraza. Centro de Cultura Contemporánea de la Universidad de Granada, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias, a las 21:00 horas. Versión original en inglés con subtítulos en español. Entrada libre (hasta completar aforo).

   ¡Muchas Gracias por leer!

    Fuente: Cuaderno del Cine Club Universitario.

 

 

3 Respuestas a “EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA (1981)”

Dejar una Respuesta

XHTML: Usted puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>