OBSESIÓN

Área de Cine y Audiovisual / Cine Club

Captura de pantalla 2016-03-17 a las 17.03.50   “Me han interesado siempre las situaciones extremas, aquellos momentos en los que una tensión anómala pone al descubierto la verdad de los seres humanos. Me gusta abordar los personajes y la materia del relato con dureza, con agresividad. Había más crueldad y violencia en OBSESIÓN que en cualquier otra de mis películas”.

Luchino Visconti

   Decía el guionista, realizador y productor Carlo Lizzani, que la trayectoria del cine italiano bajo el fascismo (1922-1945) estuvo marcada por el éxito comercial, la adhesión popular, el vacío ideológico y el formalismo como huida y búsqueda de una identidad nacional-popular, por encima de las propias corrientes artísticas de los realizadores.

   A diferencia de su homólogo alemán -y español-, el régimen fascista italiano no intentó convertir el cine en un espectáculo “político”. Aunque se hicieron algunas películas abiertamente fascistas, como Camisa regra (Camicia nera, Giovacchino Forzano, 1933), Vecchia guardia (Alessandro Blassetti, 1934) y El escuadrón blanco (Squadrone bianco, Augusto Genina, 1936), “I fascio transalpino” decidió impulsar una industria cinematográfica autosuficiente, sufragando la construcción de grandes estudios como Cinecittá, inaugurado el 28 de abril de 1937. La intención de la dictadura era imitar el modelo norteamericano, crear su propio Hollywood: así pues, menudean comedias, melodramas y cintas épicas (o de aventuras) de mayor o menor calidad, como 1860 (Alessandro Blasetti, 1934), Escipión el africano (Scipione I’Africano, Carmine Gallone, 1937), Fermo con le mani! (Gero Zambuto, 1937), Inventiamo I’amore (Camillo Mastrocinque, 1938), Malombra (Mario Soldati, 1942), Don Cesare di Bazan (Riccardo Freda, 1942) o La vita è bella (Carlo Ludovico Bragaglia, 1943).

escenadeobsesion   En consecuencia, el estreno de OBSESIÓN (1943) supone una abrupta ruptura con el panorama fílmico de su época…, pero con matices. El propósito de “rehacer en italiano” -en afortunada expresión del periodista Mario Alicata– la novela de James M. CainEl cartero siempre llama dos veces” (The postman always rings twice, 1934), permite a Luchino Visconti utilizar los mecanismos melodramáticos y narrativos de la novela negra -y del cine negro-, de la ficción negra en suma, para traducir en espectáculo esas realidades paralelas que coexisten en cada uno de nosotros, individuo y ser social, y que la noción de crimen cuestiona la coexistencia pacífica. Las imágenes de  OBSESIÓN construyen una manera de ver la ‘otra’ realidad humana y social del fascismo italiano que no se expresa a través de un suave y elíptico diálogo, ni tampoco a través del previsible argumento -la historia de los ‘amants maudits’ es el detonante para la claustrofobia, la paranoia, el nihilismo, una idea trágica de la desesperación y del destino…-, sino en definitiva a través del estilo.

escenaOssessione   La presencia física de los escenarios naturales de Ancona, Codigoro, Comacchio, Ferrara y las orillas del Po, de la región de Emilia-Romagna, las secuencias casi documentales de la feria de San Ciriaco en Ancona o la fiesta que se celebra en la ‘trattoria’ del matrimonio Bragana, tienen un claro marchamo neorrealista; incluso los decorados y el vestuario, los útiles cotidianos, son creíbles, verdaderos. Asimismo, Visconti añade una no menos verista historia homoerótica -inexistente en la novela de Cain- entre el protagonista, Gino (Massimo Girotti) y su amigo ‘El Español’ (Elio Marcuzzo), pintor y charlatán de feria dispuesto a enseñarle que “en las calles se pueden hacer más cosas que amar a las mujeres”. El cineasta milanés deja claro que Gino comparte lecho con su nuevo amigo -recordemos el instante en que Gino, ya acostado, es contemplado detenidamente por ‘El Español’ a la luz de una cerilIa…-, además de vicisitudes laborales. Pero más allá del solaz de sus propias preferencias sexuales -al principio del relato, toda la tensión erótica entre Gino y su adúltera amante, Giovanna (Clara Calamai), recae en el hombre, luciendo la mayoría del tiempo una raída camiseta imperio o el torso desnudo-, Visconti acentúa con semejante relación la turbia y ambivalente personalidad de Gino, y revela que las penalidades económicas, la marginación social que se vivía en los tiempos del triunfalismo mussoliniano, empujaban a hombres y mujeres a relajar su moral, sus relaciones. El matrimonio infeliz de Giovanna con Giuseppe (Juan de Landa), el dueño de una valiosa ‘trattoria’, o su desgarrada confesión de su pasado como prostituta, apuntalan el amargo carácter ocasional de la pareja Gino/’EI Español’.

   Pero OBSESIÓN es un film-espectáculo, sí, y Visconti lo potencia mediante unos refinamientos visuales poco neorrealistas, bien sea por medio de impactantes evocaciones poéticas o provocativas (o pedestres) metáforas visuales: el instante en que Gino y Giovanna se encuentran por primera vez, con la cámara a la espalda del hombre, encuadrando las piernas de la mujer, sentada provocativamente sobre la mesa de la cocina, y los primeros planos que los unen, explorando por sus rostros, descubriéndose (y el público con ellos); tras su primer encuentro sexual, la pareja se besa ante el espejo del armario, en el que ambos se reflejan, mientras poco a poco se abre la puerta del mueble y muestra, maliciosamente, las ropas del marido de Giovanna; cuando Gino regresa a la ‘trattoria’, decidido a seducir a Giovanna, ella manosea los huevos de una cesta mientras lo mira fascinada; el prodigioso travelling en forma de U por todo el salón donde acontece el reencuentro entre Gino, Giovanna y Giuseppe, espacio en el que se celebra un concurso de canto en el que participa este último…

CartelOssessione   Ficha Técnica:

  • Año.- 1942.
  • Duración.- 134 minutos.
  • País.- Italia.  
  • Género.- Drama.
  • Título Original.- Ossessione.
  • Director.- Luchino Visconti. 
  • Argumento.- La novela “El cartero siempre llama dos veces” (The postman always rings twice, 1934) de James M. Cain.
  • Guión.- Luchino Visconti, Mario Alicata, Giuseppe De Santis y Gianni Puccini (y Rosario Assunto y Sergio Grieco). 
  • Fotografía.- Aldo Tonti y Domenico Scala  (B/N).  
  • Montaje.- Mario Serandrei. 
  • Música.- Giuseppe Rosati. 
  • Productor.- Libero Solaroli.  
  • Producción.- Industrie Cinematografiche Italiane (I.C.I.)
  • Intérpretes.- Massimo Girotti (Gino Costa), Clara Calamai (Giovanna Bragana), Juan de Landa (Giuseppe Bragana), Dhia Cristiani (Lucia), Elio Marcuzzo (Giuseppe Tavolato “El Español”), Vittorio Duse (El policía), Michele Riccardini (Don Remigio), Michele Sakara (El niño).

CCU-Abril-2016-LUCHINO-VISCONTI-727x1024   Fuente: Cuaderno del Cine Club Universitario.

   Si os ha gustado este post os animamos a compartirlo para que el mayor número de personas posible asistan y disfruten hoy de esta película, con la que comienza el Ciclo Maestros del Cine Clásico (IX): Luchino Visconti (en el 110 aniversario de su nacimiento), organizado por el Área de Cine y Audiovisual (Cine Club Universitario) de La Madraza. Centro de Cultura Contemporánea de la Universidad de Granada, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias, a las 21:00 horas

   Precio normal de la entrada: 2 €; Precio con carnet del Cineclub: 1,50 €.; Abono 10 sesiones: 9 €.

¡Muchas Gracias por leer!

2 Respuestas a “OBSESIÓN”