Nacid@s tal día como hoy… 29 de abril: Ferris Webster, Celeste Holm, Daniel Day-Lewis, Uma Thurman, Duke Ellington, Toots Thielemans y Rafael Sabatini

Área de Cine y Audiovisual / Aula de Cine/Cineclub

Información complementaria a los ciclos del Área de Cine y Audiovisual (Cineclub universitario / Aula de cine) de La Madraza. Centro de Cultura Contemporánea. Universidad de Granada.
Nacid@s tal día como hoy es una sección en la que, a partir de los natalicios diarios de personalidades del mundo del cine (o del mundo de la cultura que hayan tenido presencia de algún modo en la gran pantalla), hablaremos sobre sus trayectorias profesionales, prestando especial atención a aquellas de sus obras que hayan pasado por la pantalla del CineClub.
Puedes encontrar todas las publicaciones de Nacid@s tal día como hoy…  en este <<enlace>>.

Presentación

Muy completa se presenta la entrada de hoy miércoles. El montador FERRIS WEBSTER cuya carrera abarca el cine clásico y moderno estadounidense. La actriz CELESTE HOLM, brillante intérprete de reparto del cine clásico de Hollywood. El actor británico DANIEL DAY-LEWIS, uno de los más sobresalientes intérpretes masculinos de las últimas décadas. La actriz UMA THURMAN, musa de Quentin Tarantino y actriz de notable versatilidad. Dos grandes del jazz, por distintos motivos, el norteamericano DUKE ELLINGTON y el belga TOOTS THIELEMANS. Y para cerrar, un escritor de novelas de aventuras, frecuentemente llevado a la gran pantalla, RAFAEL SABATINI.

Ferris Webster (1912-1989)

La obra del montador FERRIS WEBSTER (1912-1989) recorre la historia del cine norteamericano desde finales de la 2ª Guerra Mundial hasta principios de la década de los 80, en un ejemplo perfecto de adaptación a los diferentes cambios que el paso del cine clásico al moderno supusieron en la producción hollywoodiense. Este técnico, nacido en Seattle hace hoy 108 años, es un excelente ejemplo del artista vinculado por contrato al sistema de estudios y por tanto trabajando en todo tipo de films y géneros -aunque como veremos con cierta dedicación a películas donde la acción predomine- para dos productoras principalmente: la Metro Goldwyn Mayer y la United Artits. Un recorrido por la filmografía de Webster nos permite constatar una cierta relación laboral con determinados cineastas que ilustra muy bien  lo apuntado más arriba de su paso por diferentes períodos de la Historia del Cine. Así lo encontramos, como decimos, acabada la 2ª Guerra Mundial, trabajando para la Metro para quien realiza un primer film importante, la excelente, extraña y poco conocida «El retrato de Dorian Gray«. Acto seguido su primer contacto con uno de los cineastas con los que colabora varias veces en esta productora y estos años clásicos, el gran Vincente Minnelli: en el magnífico melodrama negro «Corrientes ocultas«, en la maravillosa «Madame Bovary«, en la deliciosa comedia «El padre de la novia«y su continuación «El padre es abuelo» y en el intenso melodrama «Te y simpatía«(marzo 2004, ESA COSA LLAMADA AMOR). Sin salir de la Metro, lo encontramos en un estupendo films de aventuras como «Todos los hermanos eran valientes» o en la joya de la ciencia-ficción aventurera, con Shakespeare como inspirador, a la mítica «Planeta prohibido» (noviembre 2012, CLÁSICOS RECUPERADOS XXVIII). Previamente ya ha trabado contacto con dos directores con los que hará el tránsito del cine clásico al cine moderno, el magnífico Richard Brooks y el excelente y nunca lo suficientemente bien valorado John Sturges, siendo éste el cineasta con quien establece una colaboración más estable -en más de una docena de films- empezando con el pequeño y sólido noir «La calle del misterio». Le sigue, ahora en su primer encuentro con Brooks, la mítica «Semilla de maldad» (su primera nominación al Óscar), el desconocido y brillante western  «Llega un pistolero» de Russell Rouse o el thriller «Rapto» de Alex Segal, las tres con Glenn Ford como protagonista (quien nació un 1 de mayo de, hará este viernes, 104 años). La alternancia de sus trabajos para Brooks y Sturges, y donde se intercalan un par de musicales de Charles Walters, «Lilí», o George Cukor, «Las girls» -coreografía ésta de Jack Cole, recordado este lunes-, se mantiene durante toda la década de los 50. Para Brooks edita el espléndido y poco conocido drama sobre los conflictos tribales en la Kenia de los Mau Mau «Sangre sobre la tierra«y la famosísima «La gata sobre el tejado de zinc». Para Sturges, entre otras, el excelente western «Desafío en la ciudad muerta«, «Cuando hierve la sangre» -su primer film con Frank Sinatra y un joven Steve McQueen-, la magistral «Los siete magníficos», el melodrama «Por amor» o el western paródico con el clan Sinatra, «3 sargentos». Es en este momento cuando Webster conoce al cineasta con el que de forma más  clara se adentra en lo que podemos considerar el cine moderno, el maestro John Frankenheimer. Con él participa en su maravillosa «trilogía de la conspiración», tres magistrales films que abordan la desconfianza del pueblo americano sobre sus instituciones y dirigentes: «El mensajero  del miedo» (su segunda nominación al Óscar), «Siete días de mayo«, y «Plan diabólico» (las tres vistas en el ciclo dedicado a este imprescindible cineasta en febrero 2011, MAESTROS DEL CINE MODERNO I: JOHN FRANKEHEIMER). Estamos a principios de los 60 y al año siguiente de su nominación por el film de Frankenheimer, obtiene su tercera y última candidatura por otro film con  Sturges y posiblemente su trabajo más conocido, la magistral «La gran evasión«, a la que siguen, siempre con Sturges, las irregulares «The Satan bug» y  «La batalla de las colinas del whisky», las espléndidas «La hora de las pistolas«y «Estación Polar Cebra«, y la correcta «Joe Kidd». Será en esta su última obra junto a Sturges, donde conozca al cineasta con el que establecerá su último vínculo permanente, tras los Minnelli, Brooks y Sturges, cerrando a su lado su maravillosa carrera. Estamos en 1972 y durante toda una década, hasta su retirada en 1982, los catorce films en los que participa Ferris Webster tienen un elemento común: son películas dirigidas y/o protagonizadas por Clint Eastwood, lo que implica, con alguna excepción, trabajos adscritos al cine de acción, sean westerns o thrillers.Con Eastwood como director realiza nueve de esas catorce películas, empezando con el notable western «Infierno de cobardes», a la que seguirán «Licencia para matar», la brillante «El fuera de la ley», el divertimento «Ruta suicida» o las bien resueltas «Bronco Billy» y «Firefox». Escapan a esos dos géneros principales antes citados, el interesante melodrama del que hablamos al referirnos hace unos días al actor William Holden, «Primavera en otoño» y su último film, de Eastwood acercándose a su fascinación por la música de su país -el country en este caso-, la notable «El aventurero de medianoche«. Para el Eastwood intérprete-estrella de los 70 y por tanto en films donde éste, sin dirigirlos, impone ciertos criterios y, muy posiblemente, elección de colaboradores,  edita dos secuelas de «Harry el sucio» -«Harry el fuerte» y «Harry el ejecutor»-, sus dos films sobre el camionero y luchador «Philo Bedoe» y su orangután «Clyde» -«Duro de pelar» y «La gran pelea», y, sobre todo, la excelente «Un botín de 500.000 dólares«, debut en la dirección el gran Michael Cimino (octubre 2014, UN ROSTRO EN LA PANTALLA II: CLINT EASTWOOD), y la magistral «Fuga de Alcatraz«, último gran trabajo del maestro de Eastwood, Don Siegel.

CORRIENTES OCULTAS. Robert Taylor & Katherine Hepburn.

MADAME BOVARY. Escena del vals. Atención a la prodigiosa puesta en escena de Minnelli y a la electrizante banda sonora de Miklos Rozsa.

SEMILLA DE MALDAD. Completa. v.o.s.e.

LOS SIETE MAGNÍFICOS. Escena del cementerio.

EL MENSAJERO DEL MIEDO. Escena de la pesadilla.

LA GRAN EVASIÓN. Escena de la motocicleta.

SIETE DÍAS DE MAYO. Confrotación Burt Lancaster & Fredric March.

LA HORA DE LAS PISTOLAS. Inicio-Duelo en el OK Corral. Atención a la fabulosa puesta en escena de Sturges y a la magnífica música de Jerry Goldsmith.

PLAN DIABÓLICO. Inicio.

INFIERNO DE COBARDES. Escena de la barbería.

Celeste Holm (1917-2012)

Estupenda actriz de reparto que tras un potente arranque de carrera a mediados de los años 40 -incluido un Óscar- y tras apenas un lustro en la gran pantalla, prefirió centrarse en la televisión, CELESTE HOLM (1917-2012) nació un día como hoy hace 103 años. Su trayectoria en cine, por tanto, está marcada por cuatro, cinco papeles imprescindibles, empezando por aquel con el que consiguió el Óscar a mejor actriz de reparto en su tercera aparición en cine, la excelente «La barrera invisible«de Elia Kazan (noviembre 2009, MAESTROS DEL CINE CLÁSICO IV: ELIA KAZAN). De inmediato, dos excelentes trabajos para otros dos excelentes films: el drama, junto a Olivia de Havilland, «Nido de víboras«y el brillante y poco conocido «noir», «El parador del camino«. Y por último, para cerrar la década de los 40 y sumergirse en el medio televisivo, sus dos reconocidos trabajos al lado del maestro Mankiewicz: como la narradora de la magnífica «Carta a tres esposas«y como la amiga de la diva Bette Davis en la magistral «Eva al desnudo» y otra de sus nominaciones al Óscar (ambas las vimos en abril 2007,  JOSEPH LEO MANKIEWICZ). A partir de ahí televisión, tanto telefilms como famosos seriales -aparecerá en episodios de «Alfred Hitchcock presenta», «El fugitivo», «Colombo» o «Las calles de San Francisco»- y contadas vueltas a la gran pantalla como por ejemplo en el remake musical de «Historias de Filadelfia», la notable «Alta sociedad» con Grace Kelly, Frank Sinatra, Bing Crosby y Louis Armstrong.

LA BARRERA INVISIBLE. Trailer.

Óscar por LA BARRERA INVISIBLE.

EVA AL DESNUDO. Con Ann Baxter.

EVA AL DESNUDO. con Bette Davis.

ALTA SOCIEDAD. Con Frank Sinatra. «»Who wants to be a millonaire?»

Daniel Day-Lewis (1957)

DANIEL DAY-LEWIS (1957), nieto de sir Michael Balcon, el legendario fundador de la no menos legendaria productora británica Ealing responsable de algunas de las mejores comedias de la Historia del Cine, bien puede presumir de que, con apenas 20 títulos en su filmografía, es el único intérprete masculino con tres Óscars a mejor actor principal y, además, el único británico con dos estatuillas.  Day Lewis que cumple hoy 63 años es, sin duda, uno de los mejores actores que han pasado por la gran pantalla en los últimos 40 años, algo que puede explicarse -y explica su corta carrera- por la minuciosidad con la que elige y prepara cada interpretación. Aunque comienza a llamar la atención por su actuación en «Mi hermosa lavandería«, este londinense nacionalizado irlandés ya había aparecido brevemente, luciendo su ya hoy famosa habilidad para reproducir diferentes acentos, en «Gandhi» y en «Motín a bordo». Acto seguido, y tras su paso por la  BBC como protagonista de la serie «Mi hermano Jonathan» y como secundario de la mano de James Ivory en «Una habitación con vistas», Day-Lewis borda su primer gran protagonista en la magnífica, e incomprensiblemente hoy olvidada, «La insoportable levedad del ser«. Dos fugas a la comedia para mostrar su poco explotada vis cómica -«Un señorito en Nueva York» y la simpática «Sonrisas de New Jersey» (abril 1994), producción internacional del argentino Carlos Sorin tras su magnífico debut con «La película del rey«-, flanquean su primer gran «tour de force», por el que obtiene su primer Óscar, encarnando al pintor aquejado de parálisis cerebral «Christy Brown» en la correcta «Mi pie izquierdo«, primero de sus tres trabajos bajo la batuta de Jim Sheridan. Tras ella, otro giro radical dando vida con agilidad y solvencia al héroe de la estupenda «El último mohicano«, -en esa misma línea, rechazaría años más tarde el personaje de «Aragorn» en «El señor de los anillos» para de nuevo transformarse y protagonizar su primer encuentro con Scorsese en la magistral «La edad de la inocencia«junto a Winona Ryder y Michelle Pfeiffer -quien por cierto también cumple años hoy: 62-. Y en ese mismo año, otra transformación espectacular y otra de sus creaciones para el recuerdo, nominada al Óscar, basada en otra persona real, «Gerry Conlon», protagonista de la estupenda «En el nombre de padre«, junto a Emma Thompson y de nuevo con Jim Sheridan (mayo 1997, IMÁGENES PARA QUE NO OLVIDEMOS I). Con él volverá a trabajar en la intrascendente «The boxer» antes de repetir con Martin Scorsese en la excelente «Gangs of New York«(abril 2005, NATURALEZAS IV: LAS CIUDADES DEL SER HUMANO) con otra de sus memorables creaciones, «Bill El Carnicero». Estamos ya en la nueva centuria que inicia ganando su segundo Óscar en su primera colaboración (2007) con el excelente Paul Thomas Anderson, la magistral «Pozos de ambición«y con quien repetirá en su, hasta la fecha, última nominación, la sobresaliente «El hilo invisible«. Y entre ambas, una parada en el musical, como trasunto de Federico Fellini, en la insulsa «Nine», y su portentoso primer encuentro, esperemos que no sea el último, con el maestro Steven Spielberg, y por el que conseguirá su tercer Óscar al dar vida, de manera absolutamente admirable, al presidente «Abraham Lincoln» en la magistral, y quizás algún día valorada en su necesaria y justa medida, «Lincoln«.

DANIEL DAY-LEWIS, un recorrido por su carrera y…

…por sus personajes y sus diferentes acentos. en v.o.s.e.

Óscar por MI PIE IZQUIERDO.

Óscar por POZOS DE AMBICIÓN.

Óscar por LINCOLN.

Uma Thurman (1970)

Antes de convertirse en una especie de musa del «enfant terrible» del cine norteamericano (y mundial) contemporáneo, Quentin Tarantino, en la tan brillante como irregular «Pulp Fiction» (abril 2013, YO ESTUVE EN EL ESTRENO: CLÁSICOS FUTUROS IV) y en la inconsistente y gratuita «Kill Bill», el personaje que la ha marcado, UMA THURMAN (1970) había mostrado ser una actriz dotada de una notable versatilidad: «Las aventuras del Barón Munchausen», la excelente «Las amistades peligrosas«, «Donde está el corazón«(octubre 1995, CINE Y ECOLOGÍA), «Jennifer 8», «Henry y June», «Robin Hood», la magnífica «La chica del gangster«, «Acordes y desacuerdos»…, e incluso con una muy buena dosis de «aguante» para salir medio airosa de un engendro de las dimensiones de «Batman y Robin», obra del mediocre Joel Schumacher -excepción hecha, eso sí, de su sobresaliente «Un día de furia«-. Por fortuna, esta bostoniana que hoy cumple 50 años, nos ofreció ese mismo año una excelente interpretación en la no menos excelente «Gattaca» (abril 2002, NATURALEZAS: LOS ENTORNOS DEL SER HUMANO). Lo más actual en su carrera es su vinculación con otro «enfant terrible» pero ahora del cine europeo (y mundial también) no menos contemporáneo: el danés Lars von Trier, con quien ha trabajado en «Nymphomaniac» y «La casa de Jack». Por cierto que volveremos mañana jueves a hablar, más detenidamente, sobre este autoproclamado «mejor director de cine del mundo» (2009, rueda de prensa en el festival de Cannes) en el día de su 64 cumpleaños.

LAS AMISTADES PELIGROSAS. Escena con John Malkovich.

GATTACA. Escena con Ethan Hawke.

LA CHICA DEL GANGSTER. Trailer.

Duke Ellington (1899-1974)

Uno de los más grandes genios del jazz de todos los tiempos, el compositor, pianista y director de big band DUKE ELLINGTON (1899-1974) nació un día como hoy hace 121 años.Este músico privilegiado, natural de Washington, distrito de Columbia, tuvo una breve pero muy interesante vinculación con el mundo del cine en una doble faceta de compositor de bandas sonoras, cuatro para ser  exactos, y algunas cuantas más apariciones como actor, casi siempre como él mismo. De sus composiciones para la gran pantalla destacan su música  para la magistral «Anatomía de un asesinato» (noviembre 2004, ALL THAT JAZZ!), aparición estelar incluida, y para la excelente «Un día volveré» que le dio una nominación a los Óscars. Sobre el resto de su trayectoria cinematográfica, así como un exhaustivo repaso del uso de sus maravillosas composiciones a lo largo de la Historia del Cine, tenéis información en este enlace.

BLACK AND TAN (1929). Completa. Corto musical.

ANATOMÍA DE UN ASESINATO. Banda sonora completa.

DUKE ELLINGTON en ANATOMÍA DE UN ASESINATO.

UN DÍA VOLVERÉ. «Main theme».

Toots Thielemans (1922-2016)

El jazzman Jean-Baptiste Frédéric Isidor Thielemans, «TOOTS» THIELEMANS  (1922-2016) también compuso para la gran pantalla, aunque para films de muy escasa repercusión como podéis comprobar en este enlace. Sin embargo el inconfundible sonido de la armónica de este brillante guitarrista y compositor belga, nacido un día como hoy hace 98 años, sí que ha acompañado grandes títulos de la Historia de Cine en su condición de magistral instrumentista. Su virtuosismo como armonicista ha sido usado con frecuencia, por ejemplo, por Quincy Jones que lo reclamó como intérprete de sus composiciones para bandas sonoras como «En el calor de la noche», «Apartamento para tres», «La huida» (mayo 2007, CLÁSICOS RECUPERADOS XXI), «El mago«o «El color púrpura«. Y precisamente para un film anterior de Spielberg, la excelente «Loca evasión«, lo llamó John Williams, autor de esa banda sonora que supuso el inicio de su fructífera y antológica colaboración con este cineasta. La envolvente y siempre algo nostálgica sonoridad de la armónica de Thielemans también ha acompañado las andanzas de los protagonistas de «Los jóvenes salvajes» -segundo largometraje del gran John Frankenheimer y banda sonora de David Amram-, «Cowboy de medianoche»(noviembre 2000, CLÁSICOS RECUPERADOS XII) -banda sonora de John Barry- o «Arthur, el soltero de oro» sonora de Burt Bacharach-.

LA HUIDA. Quincy Jones. «Love theme».

EL MAGO. Charlie Smalls & Quincy Jones. «Overture».

COWBOY DE MEDIANOCHE. John Barry. «Main theme».

LOCA EVASIÓN. John Williams. «Main title».

EL COLOR PÚRPURA. Quincy Jones. «Overture».

Rafael Sabatini (1875-1950)

Y acabamos con literatura de aventuras. La creada por la pluma del escritor italiano RAFAEL SABATINI (1875-1950) y que ha servido para que el cine de aventuras norteamericano, el del Hollywood clásico, haya edificado con su apoyo –en este enlace esas adaptaciones– algunas de sus mejores obras. Así destaquemos las dos versiones de «Scaramouche», la notable silente de Rex Ingram y la magistral sonora de George Sidney, o las dos también sobre «El capitán Blood», la silente de David Smith y la magistral sonora de Michael Curtiz. Y junto a ellas, la magníficas adaptaciones silentes de «El gavilán de los mares» y «El caballero del amor (o «Bardelys el Magnífico») o la magistral «El cisne negro» con Tyrone Power, Maureen O’Hara y Anthony Quinn.

Cierre

Más contenidos del CineClub Universitario en las secciones Publicaciones y Blog de la Web de La Madraza.