Nacid@s tal día como hoy…17 de Abril: Lindsay Anderson, Ivan Goff, Carlo Di Palma, William Holden y Thornton Wilder

Área de Cine y Audiovisual / Cine Club

Información complementaria a los ciclos del Área de Cine y Audiovisual (Cineclub universitario / Aula de cine) de La Madraza. Centro de Cultura Contemporánea. Universidad de Granada.
Nacid@s tal día como hoy es una sección en la que, a partir de los natalicios diarios de personalidades del mundo del cine (o del mundo de la cultura que hayan tenido presencia de algún modo en la gran pantalla), hablaremos sobre sus trayectorias profesionales, prestando especial atención a aquellas de sus obras que hayan pasado por la pantalla del CineClub.
Puedes encontrar todas las publicaciones de Nacid@s tal día como hoy…  en este <<enlace>>.

 

Presentación

Muy variada viene esta entrada de hoy viernes 17 de abril con la que despedimos la semana. Hablaremos de un crítico de cine británico convertido en cineasta, de un guionista del Hollywood clásico habitual en relatos de acción y creador/productor de legendarias series para televisión, o del que fue durante una década el director de fotografía de Woody Allen. Y para acabar y enlazar con la sesión de hoy de nuestra recién nacida sección CINECLUB/AULA DE CINE LES PRESENTA…, recordaremos a un gran actor del cine norteamericano clásico y a un literato, también norteamericano, convertido en guionista.

Lindsay Anderson (1923-1994)

Influyente crítico de cine y nombre imprescindible en el nacimiento y consolidación del movimiento conocido como «Free Cinema» en la Gran Bretaña de los años 60, LINDSAY ANDERSON (1923-1994) nacía un día como hoy en Bangalore (India) hace 97 años. Responsable de la revista de cine «Sequence» y posteriormente firma de peso en la emblemática «Sight and Sound», Anderson, como otros muchos críticos de cine de esos años ligados a la aparición de los Nuevos Cines -el caso de los Truffaut, Chabrol, Godard, Rohmer en la Nouvelle Vague francesa es el más representativo-, también dio su salto «al otro lado», sustituyendo la pluma por la cámara para defender y plasmar su manera de entender el cine. Gran defensor del estilo documentalista del cine de su país, que tuvo su máximo desarrollo durante los años de la 2ª Guerra Mundial e inmediatamente posteriores, y de las corrientes más independientes del cine estadounidense, Anderson se inicia a finales de los años 40 con una serie de cortometrajes, muchos de ellos documentales, marcados por una acentuada crítica social y un estilo realista y directo -«O Dreamland» es quizás el más reputado-, para saltar ya a principios de los 60, sin cambiar dicho estilo, al largometraje con su afamada y brillante «El ingenuo salvaje«. Habitual del festival de Cannes, donde sus películas eran esperadas con expectación, ganó el máximo galardón del mismo con la interesante, agresiva y muy polémica «If» (vista en CineClub en enero 1998), primera de sus tres colaboraciones con el que se convertirá en su actor fetiche, Malcolm McDowell, y donde ya apunta a romper esa pátina realista con ciertas fugas surrealistas, algo mucho más evidente en sus dos siguientes trabajos en común, la pseudo comedia musical «Un hombre de suerte» y la divertidamente desquiciada «Britannia Hospital«. Al final de su carrera realizará un film de intenso sabor clásico como es la hermosa «Las ballenas de agosto» y en el que rescata del olvido y da sus últimos papeles (o casi) a mitos del 7º Arte como Bette Davis, Lillian Gish, Ann Sothern, Vincent Prince o Harry Carey Jr. Este último, habitual del cine de John Ford, también aparece en el postrero trabajo de Anderson, ahora como guionista y presentador, el excelente documental para la BBC «John Ford«, con el que inauguramos el pasado martes nuestra nueva sección CINECLUB/AULA DE CINE LES PRESENTA…

Documental sobre LINDSAY ANDERSON. En v.o.s.inglés.

Una extensa y muy reveladora entrevista con LINDSAY ANDERSON. En v.o.s.inglés.

O DREAMLAND. Completa v.o.

Ensayo en video de LINDSAY ANDERSON donde habla sobre el FREE CINEMA INGLÉS. En v.o.s.inglés.

La brillante EL INGENUO SALVAJE. Excelente copia, completa y en v.o.s.e.

La polémica IF… Excelente copia, completa y en v.o.s.e.

Varias canciones del curioso pseudo musical UN HOMBRE DE SUERTE. Música y letra de ALAN PRICE.

La nostálgica LAS BALLENAS DE AGOSTO. Excelente copia, completa y en v.o.s. inglés.

Ivan Goff (1910-1999)

Australiano, nacido en Perth hace hoy 110 años, el guionista y productor de cine y televisión estadounidenses IVAN GOFF (1910-1999) está ligado a algunos títulos popularmente muy conocidos de ambos mundos. Si empezamos por su presencia en la pequeña pantalla, en la que se asienta casi de manera definitiva a partir de mediados de los 60, hay que decir que Goff fue el creador -«showrunner» que se dice hoy- de la mítica serie «Los ángeles de Charlie«, y productor de otro de los seriales policíacos más famosos de la tv norteamericana, la no menos mítica y estupenda «Mannix«, una labor ésta que también realizó en series como «Nero Wolfe«o «La fuga de Logan«. Pero antes de eso -y en muchas ocasiones, también como en televisión, junto a su habitual colaborador el también guionista Ben Roberts-, Goff escribirá para algunos de los cineastas clásicos más conspicuos, casi siempre en films llenos de acción como relatos de aventuras o noir. Dos de sus mejores trabajos junto al maestro Raoul Walsh los pudimos ver en el ciclo que dedicamos a este gran cineasta en la tercera entrega de nuestra sección MAESTROS DEL CINE CLÁSICO (enero 2009): nos referimos a las magistrales «Al rojo vivo«y «El hidalgo de los mares» (con Walsh repetirá una tercera vez en la excelente «La esclava libre«). Sólidos relatos de aventuras como «Fuego verde» de Andrew Marton, «La hechicera blanca» de Henry Hathaway o «El capitán King» de Henry King, junto a densos thrillers como «Retrato en negro» de Michael Gordon o «Un grito en la niebla» de David Miller, junto a un notable «biopic» sobre el legendario actor del cine silente Lon Chaney, «El hombre de las mil caras» de Joseph Pevney (por el que estuvo nominado a mejor guión original), forman también parte de la filmografía de este siempre interesante guionista.

Títulos de crédito de LOS ÁNGELES DE CHARLIE.

Títulos de crédito de MANNIX. Inmortal y magnífica sitonía de LALO SCHIFRIN.

La memorable escena de la cárcel de AL ROJO VIVO.

Carlo Di Palma (1925-2004)

El maestro de la luz italiano, romano para más señas, CARLO DI PALMA (1925-2004), fue durante casi una década el director de fotografía habitual de Woody Allen. Di Palma, nacido un día como hoy hace 95 años, empezó trabajando en el cine italiano de los años 60, dejando muestras de su magisterio en esa cinematografía hasta principios de lo 80, junto a nombres fundamentales del cine transalpino como Ettore Scola («El demonio de los celos»), Mario Monicelli («La armada Brancaleone»), Pietro Germi («Divorcio a la italiana»), Elio Petri («El asesino»), Bernardo Bertolucci («La historia de un hombre ridículo») o Michelangelo Antonioni con quien colaboró en dos films que hemos visto en el CineClub: «El desierto rojo» (octubre 2007, MICHELANGELO ANTONIONI, IN MEMORIAM) y la excelente «Blow-up» (noviembre 2004, ALL THAT JAZZ!). Su primer contacto con el cine estadounidense se produce en 1969 con «Una cita» de Sidney Lumet, al que seguirá su fotografía para «Como uña y carne» de Robert Dalva y producida por Francis Ford Coppola, antes de debutar con Allen en la magistral «Hanna y sus hermanas«. De esa intensa colaboración con el director de «Manhattan», 12 películas en 11 años, hemos visto cinco en el ciclo que dividido en dos partes, octubre-noviembre 2010, dedicamos a este cineasta neoyorquino en la tercera entrega de MAESTROS DEL CINE CONTEMPORÁNEO: además de la citada, la deliciosa «Días de radio«, la excelente «Balas sobre Broadway«, la notable «Poderosa afrodita«, y la que consideramos su última obra maestra «Desmontando a Harry«. El resto de su filmografía en común la completan «Septiembre», «Alice»,
la estupenda e incomprendida «Sombras y niebla«, la magnífica «Maridos y mujeres«, la simpática «Misterioso asesinato en Manhattan», el correcto telefilm «Los USA en zona rusa» y el fallido musical «Todos dicen I love you».


El trabajo de CARLO DI PALMA con MICHELANGELO ANTONIONI.

EL DESIERTO ROJO.

BLOW UP.

El trabajo de CARLO DI PALMA con WOODY ALLEN.

HANNAH Y SUS HERMANAS.

BALAS SOBRE BROADWAY.

SOMBRAS Y NIEBLA.

DESMONTANDO A HARRY.

William Holden (1918-1981)

Pocos actores surgidos en pleno periodo clásico hollywoodiense encajaron mejor la transición hacia el cine moderno y el fin del sistema de Estudios que el oriundo de Illinois WILLIAM HOLDEN (1918-1981), nacido como William Franklin Beedle Jr. un día como hoy hace 102 años. Este versátil intérprete, tres veces candidato al Óscar al mejor actor principal por «El crepúsculo de los dioses», «Traidor en el infierno» y «Network» (lo ganó con la segunda), pasó con envidiable soltura de encantador y/o divertido, siempre algo pícaro, joven galán romántico o de recio héroe aunque nunca intachable, a repetir esos mismos roles pero con el peso y la huella dejados por la madurez y el paso de los años sobre su fisonomía y sus maneras actorales. El «Golden Boy», como se le conoció al principio de su carrera por su personaje de boxeador en su temprano éxito, la estupenda «Sueño dorado«, estuvo bien presente en el cine estadounidense durante cuatro décadas, de los 40 a los 70, con películas de todos los principales géneros: del western al melodrama, del noir al bélico, sin olvidar la comedia donde dejó algunos de sus mejores trabajos como en «Nacida ayer»,»La luna es azul», «Encuentro en París» o «Sabrina», estas dos junto a Audrey Hepburn, o en su último film, la corrosiva y cargada de rencor hacia el Hollywood más cruel, «S.O.B.» «Sabrina» fue uno de los tres trabajos que realizó con el maestro Billy Wilder, películas que le reportaron prestigio y premios como hemos visto más arriba; las tres han pasado, en varias ocasiones, por la pantalla del CineClub. De la magistral «El crepúsculo de los dioses» hablamos en la entrada dedicada a Gloria Swanson. También os hablamos de la excelsa y referencial «Traidor en el infierno» en la entrada dedicada a Peter Graves, mientras que en lo que respecta a la no menos excelsa «Sabrina«, la pudimos ver además de en el monográfico dedicado a Wilder (MAESTROS DEL CINE CLÁSICO V, enero-marzo mayo 2012), en CLÁSICOS RECUPERADOS VIII (mayo 1998). El único trabajo de Holden al lado del maestro Ford, la magnífica «Misión de audaces«, también pasó por CineClub: fue en mayo 2014 (MAESTROS DEL CINE CLÁSICO VII: JOHN FORD 3ª parte). Entre ésta y los citados films para Wilder, la carrera de «Bill» o «Golden Holden» como ahora es conocido, está repleta de grandes trabajos: unos tan famosos como «El puente sobre el río Kwai», «La colina del adiós», «La angustia de vivir» o «Picnic», otros tan olvidados y necesitados de reivindicación como los estupendos «Estación Unión» (noir), «Fort Bravo» (western), o «La torre de los ambiciosos» (drama). El paso de Holden hacia otro tipo de personajes, otro tipo de galanes y héroes, por necesidad más maduros pero también más afines a los cambios que traían los años 60, se inicia con la magnífica (y olvidada) «Espía por mandato«, alcanzando su cenit con el personaje de «Pike», el forajido de la famosa y justamente alabada «Grupo Salvaje«, proyectada en CineClub en mayo 2005, CLÁSICOS RECUPERADOS XIX. Tras ella, cuatro interpretaciones para el recuerdo jalonan el final de su trayectoria profesional. La primera como el veterano cowboy en la admirable y muy injustamente despreciada «Dos hombres contra el Oeste«, bellísimo, ejemplar western crepuscular, sorprendentemente escrito y filmado por un neófito en el género, el maestro de la comedia Blake Edwards -y con una memorable banda sonora de Jerry Goldsmith, sentido homenaje al gran maestro de la música clásica estadounidense Aaron Copland-. La segunda en el rol de un productor de cine, de nuevo dirigido por Wilder, su última colaboración y especie de revisitación del universo de «El crepúsculo de los dioses, en la notable «Fedora«. La tercera como el maduro divorciado al que una joven hace consciente de su vacía existencia, en ese primer acercamiento, poco recordado, del Clint Eastwood director al terreno del relato romántico, previo a «Los puentes de Madison», titulado «Primavera en otoño«. Y la cuarta, su última candidatura al Óscar al mejor actor, por su creación de un despiadado ejecutivo de televisión en la ácida y enorme «Network«. Y para acabar, volvamos al principio, a sus inicios, para así enlazar con nuestra última personalidad recordada. Un jovencísimo Holden, reciente aun el éxito de «Sueño dorado», borda su sencillo personaje en la poco conocida «Sinfonía de la vida», basada en la obra del dramaturgo Thornton Wilder, nacido también un día como hoy.


Documental sobre la carrera de WILLIAM HOLDEN.

SUEÑO DORADO. Excelente copia, completa en v.o.s. inglés.

TRAIDOR EN EL INFIERNO. Completa en v.o.

Óscar a WILIAM HOLDEN por TRAIDOR EN EL INFIERNO.

Magnífica secuencia de la magnífica MISIÓN DE AUDACES.

Inolvidable escena de la estupenda FORT BRAVO.

Varias escenas de la magnífica ESPÍA POR MANDATO.

Varias escenas de la admirable DOS HOMBRES CONTRA EL OESTE.

Excelente documento: Jerry Goldsmith comenta y dirige la música del film con una escena del mismo.

Varias escenas de la corrosiva NETWORK.

Thornton Wilder (1897-1975)

Natural de Madison, Wisconsin, dramaturgo, ensayista, novelista y guionista, THORNTON WILDER (1897-1975), nacido un día como hoy hace 123 años, es sobre todo recordado en el mundo del cine por que fue el guionista principal, junto a Sally Benson (magnífica autora de «Cita en St.Louis«) y Alma Reville, de la magistral «La sombra de una duda» de Alfred Hitchcock. Las obras de Wilder habían sido llevadas a la pantalla desde muy pronto, caso por ejemplo de su novela más adaptada «El puente de San Luis Rey» -en este enlace tenéis su bibliofilmografía-, y lo han seguido siendo, de manera continuada, hasta casi la actualidad: «El puente de San Luis Rey», 1927 (filmada de nuevo en 1944 y en 2004), «La casamentera», 1954 (idem, Joseph Anthony, 1958 / «Hello, Dolly», Gene Kelly, 1969), «Theophilus North», 1973 («Mr. North, Danny Huston, 1988). Sin embargo su contacto con el trabajo de guionista -y segunda de las razones por la que Hitchcok quiso contar con él: la primera era que adoraba su pieza teatral «Our town»- se produce cuando es llamado para escribir el libreto de la adaptación a la gran pantalla de, precisamente, «Our town». El resultado es la formidable, conmovedora e, insistimos, poco conocida «Sinfonía de la vida». Con innegable aroma capraesco, muy sólidamente dirigida por Sam Wood, con el imprescindible apoyo del genial director artístico William Cameron Menzies y del habitual, en esos momentos, director de fotografía de John Ford, Bert Glenon, este sencillo y bello relato del día a día, de la vida pausada y sin altibajos, con sus alegrías y sus tristezas, en una pequeña comunidad rural, es la película que desde hoy podréis ver, íntegramente, en v.o.s.e. y presentada por Juan de Dios Salas, en la segunda sesión de CINECLUB/AULA DE CINE LES PRESENTA…

Representación de OUR TOWN protagonizada por Paul Newman. Completa, en v.o.s. inglés.

Cierre

¡Que lo disfrutéis! Más contenidos del CineClub Universitario en las secciones Publicaciones y Blog de la Web de La Madraza.